La Policía denuncia a cuatro ciudadanos por fumar en el Hospital Río Hortega de Valladolid

Imagen de las denuncias por fumar en el hospital Río Hortega. @PoliciaVLL

No es muy frecuente este tipo de sanciones (hasta 30 euros, si es la primera vez) aunque la prohibición afecta también al exterior del centro hospitalario

Lugares donde no se puede fumar

 

Locales de hostelería: bares, cafeterías, restaurantes, pubs, discotecas, bingos, salas de juego, tampoco se puede fumar en terrazas de hostelería que estén cubiertas.

 

Inmediaciones de los hospitales. No se permitirá, por ejemplo, fumar en la puerta ni en el recinto exterior hospitalario como el parking por ejemplo.

 

Parques infantiles y zonas escolares.

 

Aeropuertos, taxis, estaciones de autobuses y trenes.

 

Hoteles, plazas de toros, estadios y recintos deportivos cubiertos

 

Cines, teatros y salas de espectáculos.

 

En el centro de trabajo, en portales y edificios de viviendas, así como ascensores.

No conocer la norma no exime de tener que cumplirla. Esto que puede sonar a máxima judicial a menudo ocurre a muchos ciudadanos de Valladolid cuando encienden un pitillo. Y es que a pesar de que la Ley Antitabaco ha cumplido ya cinco años, algunos aún no saben dónde no se puede fumar o ¿quizá no quieran saberlo?

 

Es lo que les ha ocurrido este fin de semana a cuatro vallisoletanos que han sido denunciados por fumar en el Hospital Río Hortega de Valladolid. ¿Cómo es posible? Muy fácil: la prohibición afecta a todo el área perimetral vallado, también en la calle. Tal y como señala una responsable de comunicación de la Policía Municipal de Valladolid.

 

Algunos muestran su sorpresa cuando tras encender un cigarro a la puerta del Hospital, el agente de turno les informa de su infracción. Aunque la mayoría de las denuncias vienen por requerimientos, esto es avisos de la ciudadanía. Muy pocas llega de oficio, es decir que sea la propia Policía la que pille in fraganti a los infractores.

 

A los cuatro ciudadanos que incumplieron la norma en el interior del hospital, el cigarro les salió caro. Si es la primera vez la multa puede llegar a los 30 euros. Si es reincidente (más de tres veces) la calada se le puede atragantar: entre 600 y 10.000 euros. El proceso es el siguiente: es la Policía la que pone en conocimiento de las autoridades Sanitarias la infracción y serán los instructores quiénes decidan la multa correspondiente.

 

Desde la Policía Municipal se explica que no son muy frecuentes las infracciones por fumar en el interior del hospital o en centros escolares. Las más habituales son las que proceden de locales de hostelería. También existen otros espacios en los que muchos ciudadanos desconocen la prohibición del tabaco, por ejemplo en parques infantiles o en espacios comunes de portales de vivienda comunitarios. Ojo a los malos humos.