La policía de Valladolid detiene a nueve personas y se incauta en Huelva de tres kilos de cocaína

En la segunda fase se registró un piso en el Villa del Prado, donde los agentes incautaron droga, sustancia de corte y documentación.

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de la 'Operación Sidra', ha desarticulado un presunto grupo criminal integrado por nueve personas y dedicado, supuestamente, a distribuir grandes cantidades de cocaína en España, sustancia de la que se ha incautado de tres kilos tras un registro practicado en Huelva.

 

En el curso de la operación, desarrollada en dos fases, han sido detenidos A.M.L, de 56 años y con cinco antecedentes; J.E.C, de 20; R.F.C, de 34; A.V.M, de 43; D.G.R, de 37, todos ellos españoles, así como a una mujer de 54 y con dos antecedentes, L.S.R.P, y otros dos varones con iniciales B.H.C.Q, de 45, y J.H.C.C, de 39 y con tres antecedentes, estos últimos de nacionalidad colombiana, y a J.E.T.P, de 33 y nacido en Perú, según informaron fuentes policiales.

 

La investigación, llevada a cabo desde hace meses por parte del Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valladolid, se inició al detectar en esta ciudad a un ciudadano de origen asturiano y con antecedentes por tráfico de drogas, por lo que fue sometido a vigilancias.

 

Como consecuencia ello, se ha logrado desmantelar una organización criminal que se dedicaba a distribuir grandes cantidades de cocaína por España, al frente de la cual figuran dos hombres de nacionalidad colombiana domiciliados en Huelva y cuyo ámbito de actuación se ha extendido a localidades de Castilla y León, Madrid y Andalucía.

 

EN EL DOBLE FONDO DE UN COCHE

 

Los cabecillas, según las mismas fuentes, entregaban la droga a un ciudadano español con domicilio en Madrid, el cual, en compañía de la mujer que actuaba a sus órdenes, trasladaba la mercancía oculta en un doble fondo de su vehículo hasta su domicilio en la capital de España para su posterior distribución por las diversas provincias españolas.

 

Una vez comprobados estos extremos, en una primera etapa de la operación, en fecha 12-06-2013, cuatro funcionarios del Grupo de Estupefacientes se desplazaron hasta Huelva al objeto de establecer un dispositivo de vigilancia. Para ello solicitaron la colaboración del Grupo de Estupefacientes de dicha localidad andaluza y se centraron las pesquisas en torno a determinadas personas ante la más que segura sospecha de que se desplazaban a Huelva para adquirir una importante cantidad de droga y, posteriormente, distribuirla en las provincias de Sevilla, Madrid y Valladolid.

 

Fruto de la vigilancia mencionada, se procedió a la detención de cinco personas: L.S.R.P, A.M.L, J.E.C, B.H.C.Q. y J.H.C.C, a quienes se intervinieron tres paquetes de cocaína de un kilogramo cada uno, dos vehículos, doce teléfonos móviles, 735 euros y una báscula de precisión.

 

Estos detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Guardia de Huelva, quien decretó su ingreso en prisión para cuatro de ellos.

 

Dado que las actividades delictivas de los integrantes de la organización criminal domiciliados en Valladolid continuaban, se inició entonces una segunda y definitiva etapa de la 'Operación Sidra', que ha culminado este pasado fin de semana en Valladolid con la detención de otros cuatro presuntos implicados, R.F.C, con nueve antecedentes; J.E.T.P, A.V.M, con un antecedente, y D.G.R, con dos antecedentes.

 

Provistos de la correspondiente orden de entrada y registro emitida por la autoridad judicial, en presencia del secretario judicial, se procedió a la entrada y registro de un domicilio sito en el Barrio de Villa del Prado y se ocuparon 835 gramos de sustancia de corte (cafeína), dos gramos de cocaína, 335 euros, dos vehículos, siete teléfonos móviles, una balanza de precisión, diversa documentación relacionada con la venta de droga, un ordenador personal y múltiples tarjetas SIM.

 

Los detenidos en Valladolid pasaron este sábado día 20 a disposición del juez de guardia, quien decretó prisión para uno de ellos.