La Policía belga mata a dos yihadistas que iban a atentar de forma inminente

Dos supuestos yihadistas han muerto este jueves en el marco de una gran operación antiterrorista lanzada por la Policía federal belga en Bruselas y otras localidades del país.

 

 

La Fiscalía ha informado de que la operación se ha activado ante el riesgo "inminente" de un atentado. Un portavoz de la Fiscalía federal ha informado en una rueda de prensa de que la operación sigue en marcha y se activó ante la sospecha de que los grupos vigilados preparaban un atentado "de envergadura" en Bélgica y de manera "inminente".

 

La cadena pública RTBF apunta que el objetivo de los atentados eran edificios de la Policía y añade que las autoridades decidieron actuar este jueves tras la información reunida a través de escuchas en los domicilios y vehículos de los supuestos terroristas.

 

Los sospechosos contra los que se ha dirigido el dispositivo son jóvenes que habían regresado al país tras pasar una temporada en Siria.