La Policía atribuye a un menor hasta siete violaciones en un plazo de dos semanas

Policía Nacional

La Policía Nacional ha imputado al menos siete violaciones consumadas o en grado de tentativa al menor de 17 años de edad que fue detenido el pasado jueves tras las denuncias de dos mujeres de Valme, en Sevilla.


 

Inicialmente, se imputan al menor de edad al menos siete violaciones, las cuales se está tratando de concretar si fueron consumadas o se quedaron en una tentativa, mientras que no se descarta que pudiera haber perpetrado más agresiones sexuales.

 

Las siete violaciones habrían tenido lugar en un plazo de dos semanas en las inmediaciones del Hospital de Valme, donde el menor presuntamente esperaba a sus víctimas en un solar que es utilizado como aparcamiento por el personal de este hospital y los familiares de los pacientes ingresados en el centro sanitario.

 

La primera de las denuncias conocidas fue presentada el 1 de julio por una mujer de 52 años de edad que declaró que había sido abordada por el detenido cuando salía del hospital, donde estaba ingresado su padre, y se disponía a recoger su coche en el aparcamiento.

 

La segunda denuncia, cabe recordarlo, fue interpuesta el pasado miércoles día 8 de julio, también por una violación ocurrida en el aparcamiento del Hospital Virgen de Valme, siendo la víctima una mujer de 65 años.

 

Finalmente, fue el pasado jueves cuando agentes del Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Policía Nacional detuvieron a este menor de edad, que se encuentra internado en un centro cerrado desde el 10 de julio por orden de la juez de Guardia de incidencias, que tomó esa decisión a petición de la Fiscalía de Menores.