Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

La Policía aboga por comunicación bidireccional y alerta temprana para mayor seguridad en comercios

López Canedo y el subdelegado del Gobierno, Martínez Bermejo, han presidido la puesta en marcha del Plan de Alerta Temprana, dentro del Plan de Comercio Seguro.

El comisario provincial de Valladolid, Francisco López Canedo, ha abogado por la Red de Alerta Temprana y la comunicación bidireccional para mejorar la seguridad en los comercios vallisoletanos, para lo que cree que hay margen de maniobra a pesar de los buenos datos que registra la provincia en esta materia.

  

López Canedo se ha expresado así junto al subdelegado del Gobierno, José Antonio Martínez Bermejo, en el marco de una reunión con representantes del sector comercial de Valladolid y Medina del Campo para la puesta en marcha del Plan de Alerta Temprana, dentro del Plan Comercio Seguro de la Dirección General de la Policía en colaboración con la de Comercio.

  

En este marco, el subdelegado del Gobierno ha explicado que se trata de profundizar en la cooperación y colaboración, además de con la Policía Local, con los propios comerciantes para buscar fórmulas que permitan "reforzar" la seguridad.

  

Martínez Bermejo ha recordado que cuatro de cada cinco infracciones penales, es decir, el 80 por ciento, están ligadas a delitos contra el patrimonio -el 44,5 por ciento con hurto-, lo que supone que Valladolid es segura en esta materia, pero ha insistido en que es bueno que se refuerce aunque se resuelvan el 50 por ciento en el primer año y el resto en los posteriores.

    

Por su parte, López Canedo, que ha recordado que acaba de "aterrizar" en Valladolid, ha aclarado que no pretende una "revolución" pero sí intensificar, dinamizar y agilizar el Plan Comercio Seguro implantado el pasado año para su refuerzo y adaptación a la situación concreta de la provincia.

  

Para ello, cree que "sobre todo" es importante implantar una Red de Alerta Temprana "muy rápida", incluso "digital", para que a través de la formación, el asesoramiento y una comunicación bidireccional, junto a una rápida respuesta, se puedan mejorar los datos que se registran.

 

INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN

  

Así, considera que se trata de establecer vías "muy rápidas" de comunicación de doble dirección, algo a lo que se suma la información por parte de la policía de las novedades en la comisión de delitos, modus operandi o perfiles de los autores para que se difunda rápidamente a los empresarios y se puedan prevenir y detectar estos hechos que, aunque no son muy "agresivos", sí suman un coste elevado.

  

Todo ello con el objetivo de reducir las infracciones pero también, si es posible, los costes para los comerciantes, e incluso que esas mejoras conviertan la seguridad pública en un "plus de atracción y fidelización" tanto para los vecinos como para los visitantes de Valladolid.

  

En este marco, el presidente de la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE), José Antonio de Pedro, ha destacado este tipo de "herramientas" para generar tranquilidad dentro del comercio, sobre todo con una labor disuasoria, aunque ha aclarado que actualmente la "intranquilidad" se vive en momentos ocasionales y puntuales.

  

Durante la reunión, en la que han estado presentes representantes de comercios, grandes superficies y polígonos industriales, entre otros, los responsables de las brigadas de seguridad ciudadana, policía judicial y científica han expuesto y analizado la tipología delictiva asociada a sus respectivas áreas de actuación, los tipos de hurtos y robos con fuerza que con mayor frecuencia se dan en la provincia así como la existencia de nueva modalidades delictivas, como los robos por encargo de determinadas marcas y productos.

  

Además de informar sobre los perfiles de delincuentes más activos y los medios que utilizan en la comisión de los robos con fuerza, los responsables policiales han informado a los asistentes al encuentro sobre las medidas preventivas y de protección que puedan adoptar como asegurarse de que todos los dispositivos de seguridad funcionan correctamente, que las vitrinas de los expositores están cerradas y con las llaves quitadas.

  

Por su parte, los comerciantes proporcionarán información sobre horarios y zonas que consideran de riesgo o alto riesgo, sus preocupaciones, dudas y sugerencias que serán incluidas en el Plan.