La polémica del ascensor no aleja a De la Riva de su intención a la reelección

El alcalde de Valladolid ha reiterado en rueda de prensa que sigue “disponible” para presentarse a la alcaldía en las próximas elecciones. Nunca pensó dimitir de su cargo. 

El regidor de Valladolid, Javier León de la Riva, ha vuelto a postularse como “disponible” para el partido en su intención de volverse a presentar a la alcaldía; pero ahora será el PP quien deba tomar esta decisión. Así lo ha explicado el alcalde en rueda de prensa tras el intenso pleno en el que el regidor ha pedido disculpas por sus “desafortunadas” declaraciones.

 

El alcalde, respaldado por su equipo de Gobierno, ha comparecido ante numerosos medios de comunicación. Ha asegurado que lo ha pasado “mal” en el plano personal pero que por su cabeza no en ningún momento ha rondado la idea de la dimisión. León de la Riva también ha dicho que no ha recibido “orden de nadie” a la hora de pedir disculpas.

 

No obstante, el regidor ha dicho que solo se equivoca quien habla. “Cuando uno no sale de la oficina y no habla, es difícil que se equivoque. Pero cuando un político, como es mi caso, esta todo el día en la calle, no tiene temas tabúes y contesta a todo lo que se le pregunta es más fácil equivocarse”.

 

También ha reconocido que ha tenido “paciencia franciscana” con las increpaciones lanzadas desde la tribuna de invitados durante el desarrollo del pleno. “Se buscaba el desalojo de las tribunas y aunque la ley lo contempla, incluso podría suspender el pleno, no era esta mi intención”.

 

Ha acabado diciendo que será la última vez que se equivoque y que en sus comparecencias en los medios solo hablará del tema que le ocupe y no, como es habitual, de otros asuntos de actualidad. Por último, Javier León de la Riva ha bromeado diciendo que le ha prometido a su mujer “contar hasta un millón antes de hablar”.