La población de mariposas disminuyó en dos zonas de Palencia un 32,7% a lo largo del pasado año

La población de mariposas disminuyó en dos zonas de Palencia un 32,7 por ciento a lo largo del pasado año, según los datos aportados por la Asociación de Naturalistas Palentinos, que ha atribuido este hecho a la sequía de la pasada primavera.



PALENCIA, 8 (EUROPA PRESS)



En concreto, las dos estaciones de estudio se encuentran en las localidades de Fuentes de Nava y Perales; la primera de ellas representa el paisaje agrícola de la meseta y uno de los tramos discurre también por un soto fluvial del Canal de Castilla mientras que la segunda discurre por un hábitat de bosque mediterráneo y cultivos de secano.

Entre los dos años de estudio, se han contado un total de 5.597 mariposas pertenecientes a 64 especies diferentes; la comparación entre los datos de 2011 y 2012 ha puesto de manifiesto un descenso del 32,7 por ciento en 2012 con respecto al año anterior, atribuible casi con seguridad a las adversas condiciones meteorológicas de este último año, "con una prolongada sequía durante los meses de primavera y verano".

El declive fue especialmente acusado en la estación de Perales, donde el descenso interanual fue del 68,4 por ciento mientras que en Fuentes de Nava el descenso fue del 20,7 por ciento.

En su conjunto, las especies más afectadas fueron Coenonympha pamphilus (-96,8 por ciento), Euchloe crameri (-90,6 por ciento), Maniola jurtina (-87,6 por ciento), Issoria lathonia (-85,2 por ciento) y Pseudopilotes panoptes (-85,2 por ciento).

En el lado opuesto se encuentran otras especies que vieron incrementado su número en 2012, entre las que destaca la Pontia daplidice (+494,4 por ciento), Lampides boeticus (+228,9 por ciento) y Callophrys rubi (+171,4 por ciento).

Este descenso está en sintonía con los datos obtenidos en otras regiones o países, como el Reino Unido, donde 52 de las 56 especies monitorizadas sufrieron declive poblacional, lo que ha llevado a los responsables del programa de seguimiento a considerar 2012 como "catastrófico para todas las especies de mariposas".

INDICAN CAMBIOS MEDIOAMBIENTALES

Las mariposas diurnas son uno de los mejores indicadores de cambios en el medio ambiente debido a sus cortos ciclos de vida, su gran sensibilidad ante cambios en el hábitat y la temperatura y la dependencia de algunas especies de plantas o comunidades vegetales específicas.

"Su estudio está revelando de forma muy rápida problemas ambientales como el calentamiento global o cambios en el uso del suelo", han destacado las mismas fuentes.

Este seguimiento se realiza a través del programa Butterfly Monitoring Scheme, que se ejecuta desde 2011, y que comenzó en el Reino Unido en el año 1976; consiste en la realización de un total de 30 muestreos anuales entre los meses de marzo a abril en unos recorridos diseñados previamente y de menos de dos kilómetros de longitud, donde el observador cuenta todas las especies y ejemplares de mariposas que ve en un banda de cinco metros de ancho por cinco metros de largo.

La estandarización de esta metodología permite, por lo tanto, la comparación de los datos en la misma localidad y en periodos diferentes (para conocer la abundancia), entre varios años (para conocer la variación interanual o la tendencia poblacional cuando se disponen de series largas de datos).

El Butterfly Monitoring Scheme cuenta, en el Reino Unido, con más de 1.000 localidades de muestreo y más de 1.500 voluntarios; en España, la única región que hasta ahora contaba con este programa era Cataluña, donde disponen de datos de más de 120 estaciones desde el año 1994.

Las dos estaciones puestas ahora en marcha en Palencia suponen las primeras para Castilla y León y la ejecución de este programa ha sido posible gracias al proyecto 'Atlas de distribución e identificación de las áreas importantes para las mariposas en la provincia de Palencia', subvencionado por la Fundación Biodiversidad.