La Plaza Mayor de Valladolid se lava la cara para recibir a la Semana Santa

La calzada de la Plaza Mayor de Valladolid está siendo arreglada estos días. JUAN POSTIGO

Este lunes ha comenzado la reparación de la calzada que atraviesa la Plaza, labor que durará por lo menos hasta el miércoles. Las farolas también están siendo revisadas.

Las labores son una constante en la Plaza Mayor de Valladolid estos días previos al arranque de la Semana Santa. Si hace unos días pudo verse el comienzo del montaje de las gradas, este lunes era el turno de la calzada que atraviesa el céntrico espacio y que llega desde la esquina de Ferrari hasta la calle de la Pasión.

 

Ni cortos ni perezosos, y una vez cortada la calle, a primera hora los operarios se pusieron manos a la obra con el arreglo de los adoquines, con el objetivo de que el castigo de las procesiones de Semana Santa no sea tanto, algo que se hace todos los años por estas fechas. Cemento, nuevas 'piedras' para sustituir a las antiguas que pudieran estar en un peor estado y paciencia, mucha paciencia, para este lavado de cara.

 

No es el único arreglo que está teniendo lugar estos días. La semana pasada las farolas también tuvieron su puesta a punto, y de hecho las labores se han alargado de manera que los operarios de uno y otro trabajo han coincidido en plena faena.

 

Por cierto que quienes se han visto afectados por la obra iniciada hoy han sido los taxis y autobuses que atraviesan la zona, de manera que no se retomará la normalidad hasta por lo menos el jueves.