La Plataforma por la Sanidad recalca que Sáez "miente" y que los recortes tienen consecuencias en la salud pública

La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública ha llevado a cabo una concentración ante la sede de la Consejería, el antiguo Hospital Militar, para recalcar que el responsable del área, Antonio Sáez Aguado "miente" y que los recortes tienen consecuencias en la calidad de vida y en la salud de los ciudadanos.

El médico y portavoz de la Plataforma, Luis Ocampo, ha leído un manifiesto en el que ha pretendido negar que, como ha asegurado el consejero de Sanidad, en Castilla y León "no hay un proceso de privatización en marcha" y que en la Comunidad "se apuesta por lo público".

  

Ocampo ha aseverado que en Castilla y León se aplica "exactamente la misma filosofía de desmantelamiento de lo público y de promoción del sector privado que la que se aplica en Madrid" y que, si bien no se ha adjudicado la Sanidad a empresas privadas, la filosofía es similar porque se busca "abrir los mayores espacios posibles" al sector empresarial.

  

Además, han recalcado que estos cambios negativos tienen un "efecto inmediato" en la calidad de vida de los castellanoleoneses así como en la "esperanza de vida" y, de hecho, ha citado datos atribuidos al Instituto Nacional de Estadística de que la tasa bruta de mortalidad aumentó un 4,7 por ciento en 2012 con respecto a 2011, "a pesar de que el total de la población ha disminuido".

  

También ha recalcado Ocampo que en su puesto de trabajo como médico ha comprobado que después de que se establecieran cobros por las recetas a los pensionistas "muchos de ellos tienen que optar entre comer o comprar algunos medicamentos", con lo que la gente "queda excluida de la asistencia sanitaria".

  

En este sentido, el portavoz ha reclamado a la Junta que "instruya" a los administrativos del sistema de Salud de Castilla y León para que "a nadie se le niegue la cita médica si no tiene cartilla".

  

Según el manifiesto se producen "muertes que eran perfectamente prevenibles y que podían ser evitables o solucionadas en un corto período de tiempo", porque a estas situaciones se suma la "paradoja" de que, pese a la lista de espera quirúrgica que ha cifrado en "más de 37.000 pacientes" se han cerrado plantas hospitalarias "de forma indiscriminada" como "la tercera planta sur de cirugía del Clínico, la quinta de traumatología, la novena de cirugía cardiovascular y la cuarta de medicina interna".

  

Tras citar toda una relación de medidas perjudiciales para el sistema sanitario tomadas por la Junta en los últimos meses, Ocampo ha planteado la posibilidad de que en la próxima asamblea de la Plataforma en Defensa de la Sanidad se acuerde convocar a partir de otoño nuevas concentraciones ante la Consejería hasta que "reflexione y no siga por las mismas vías de deterioro de la Sanidad pública y de mercantilizar la salud de los ciudadanos".