Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La plantilla del Real Valladolid, con la mente puesta en el sábado

Los jugadores del Real Valladolid, durante el entrenamiento de este martes. BORIS GARCÍA
Ver album

Rubi le ha transmitido a los jugadores que la Liga comienza definitivamente el sábado y ha sometido a otro duro entrenamiento físico a todo el equipo al completo.

Ya no hay más distracciones, transmitía Álvaro Rubio a los medios después del entrenamiento del Real Valladolid este martes. La Liga comienza definitivamente este sábado para el equipo, si otra cabriola de LFP y RFEF no vuelve a hacer acto de presencia, y Rubi ha sido el primero que le ha dejado claro a la plantilla que lo duro está por llegar.

 

Así, sin excepción de ningún tipo por lesión, permiso del club o el motivo que fuera, todos los jugadores saltaron este martes al césped de los Anexos para ejercitarse en una dura sesión física. Jornada a puerta abierta en la que hicieron acto de presencia cerca de cincuenta aficionados en la grada y en la que el técnico exprimió una vez más a sus jugadores bajo un buen sol en el cielo de Valladolid.

 

Ejercicios con aros, de conducción de balón y de agilidad que tan solo los dos porteros, Dani Hernández y Julio, se salvaron de hacer. Por cierto que flotaba en el ambiente de los Anexos cierto conformismo en cuanto a fichajes, es decir, que no eran uno ni dos los que se daban con un canto en los dientes con los recién llegados y que se mostraban dispuestos a alzar el telón de la Liga sin ninguna incorporación más, aunque lógicamente serán el director deportivo Braulio Vázquez y el presidente Carlos Suárez los que tengan la última palabra en ese aspecto.

 

Fue entonces el momento de más toque de balón por medio de un partidillo donde las premisas de Rubi volvieron a quedar claras. Toque, toque y toque, con desdoblamientos por las bandas donde se dejaron ver los continuos ofrecimientos de Peña pasando a Bergdich, las virguerías de un sorprendente Jorge Hernández y el potente físico que está cogiendo Mojica con el paso de los días. La plantilla parece estar respondiendo a la pretemporada y a pocas horas de iniciar Segunda, se nota.

 

Destacable también el detalle de Rubi de detener el partido cada cierta dosis de tiempo para dar indicaciones individuales a cada uno de los dos equipos y, en más de un caso, a algún jugador en concreto. “Esto con JIM no pasaba”, se dejó escuchar en la grada. Más allá de las miradas al pasado, que efectivamente son eso, pasado, el Real Valladolid parece dispuesto a competir y a llevarse los tres primeros puntos ante la afición este sábado.