La OTAN no participará en un eventual ataque contra Siria

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen

Pese a que admite que hubo ataque con armas químicas y que pide a la comunidad internacional una respuesta clara. 

La OTAN no participará en un eventual ataque contra Siria, según su secretario general, Anders Fogh Rasmussen, que está convencido de que el Gobierno sirio recurrió a armas químicas el 21 de agosto a las afueras de Damasco.

 

En una entrevista concedida al diario danés 'Politiken', Rasmussen descarta una participación de la OTAN en un ataque contra Siria. "No veo ningún papel de la OTAN en una respuesta internacional al régimen", afirma.

 

Rasmussen argumenta que es una cuestión de "Estados miembros que deciden si van a participar", aunque opina que "no hay alternativa a una solución política negociada".

 

En este contexto, Rasmussen recalca que la comunidad internacional debe responder al uso de armas químicas, puesto que, en caso contrario, "se está enviando una señal muy negativa" ante el peligro de que países con armas de destrucción masivas puedan recurrir a ellas "con impunidad".

 

"Fue un acto horrible y terrible. El ataque químico es una clara violación de las normas internacionales, una violación que no puede ser ignorada. Esto requiere una respuesta internacional clara, para que no vuelva a ocurrir", incide Rasmussen.

 

Sobre las autoría del ataque en Damasco, el secretario general de Naciones Unidas es contundente. "No tengo ninguna duda de que el régimen ha cometido el ataque químico", sentencia, dado que "tiene un almacén con productos químicos y los medios para utilizarlos en un ataque".

 

Rasmussen rechaza las acusaciones del Gobierno presidido por Bashar al Assad, que ha señalado a los rebeldes de haber cometido el ataque del 21 de agosto. "No hay muchos indicios de que la oposición sea capaz de llevar a cabo este tipo de ataques", apunta.