La OSCyL estrena esta semana 'Entfaltung', de Óscar Colomina

El recital, jueves y viernes, se acompañará de la joven Vilde Frang para abordar el Concierto para violín de Brahms.

La Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL) protagoniza este jueves y viernes el estreno absoluto de la obra 'Entfaltung', de Óscar Colomina, en un recital en que se acompañará de la joven Vilde Frang para abordar el Concierto para violín de Brahms.

  

Según la información difundida por el Centro Cultural Miguel Delibes recogida por Europa Press, la OSCyL estrenará una nueva obra de encargo, 'Entfaltung', de Óscar Colomina, tras el estreno, el  pasado mes de marzo, de 'Humoresca para contrabajo y orquesta', de Lorenzo Palomo.

  

Bajo la batuta de Jaime Martín, uno de los principales directores invitados, la OSCyL se enfrenta al estreno de la obra del composiutor y director Colomina, que dirige la Junior Orchestra de la Yehudi Menuhin School de Londres y fue titular de la Joven Orquesta de Salamanca (2011-14).

  

Profesor de la Royal Academy of Music de Londres, ha recibido encargos de "prestigiosos festivales", como el de Aldeburgh, y orquestas como la Filarmonía de Galicia, y sus obras se han estrenado en "importantes salas" de España, Francia, Reino Unido, Estados Unidos o Dinamarca.

  

Para el abordaje del Concierto para violín en Re mayor de Brahms, la OSCyL contará con la joven violinista noruega Vilde Frang, "protegida de Anne-Sophie Mutter y Gidon Kremer" y calificada como "nueva estrella en el firmamento del violín" por The Guardian.

  

Frang, a quien la crítica alabó por "hacer saltar las lágrimas" en la interpretación de esta misma obra junto a la Royal Swedish Ballet Orchestra, se enfrenta a un concierto "de gran dificultad técnica y una de las obras cumbre de su género" que el compositor dedicó a su amigo Joseph Joachim.

  

La tercera de las apuestas del programa es una selección del ballet 'Romeo y Julieta', de Sergei Prokofiev, quien lo compuso con el ánimo de que llegara al corazón del público.

  

El compositor atravesó grandes dificultades hasta que consiguió estrenar su ballet, calificado como "imposible de bailar" aunque su interés por la partitura hizo que la revisase y extrajese dos suites para orquesta sinfónica, una transcripción de diez piezas para piano y finalmente una tercera suite orquestal.