La Ordenanza ‘anti vandálica’ dejará de regular la mendicidad y el transitar semidesnudo

Un hombre pasea sin camiseta en un caluroso día de verano en la Rondilla, en Valladolid. BORIS GARCÍA

El Ayuntamiento de Valladolid incide en las pocas sanciones que ha impuesto la Policía Municipal este último año. La revisión está en curso y la modificación está prevista “para otoño”.

SANCIONES EN LA ORDENANZA 'ANTI VANDÁLICA'

 

2015

 

Mendicidad: 3

Transitar semidesnudo: 0

 

2014

 

Mendicidad: 0

Transitar semidesnudo: 2

Fue objeto de polémica hace no muchos años, un hecho que convulsionó Valladolid ante la perplejidad e incredulidad de muchos vecinos. Y es que en la ciudad se puede jugar con muchas cosas, pero no con la posibilidad de ir un poco más fresco en verano. La llamada Ordenanza de Protección de la Convivencia Ciudadana y Prevención de Actuaciones Antisociales, tildada como ‘anti vandálica’, entró en vigor para regular e imponer multas por, textualmente, ejercer la mendicidad en la vía pública y por transitar semidesnudo, entre otras cuestiones. Sobra decir que este último punto fue más complejo de lo esperado por establecer un límite claro en esos días de más sofoco veraniego.

 

La cuestión es que esto va a cambiar. El pasado mes de enero el Pleno Municipal del Ayuntamiento de Valladolid aprobó una revisión de esta Ordenanza a la que dio el visto bueno el anterior equipo de Gobierno de Javier León de la Riva, con el nuevo objetivo de llevarla hacia un terreno de menor imposición y más civismo, como diría el alcalde, Óscar Puente.

 

Las ruedecillas comenzaron a girar desde aquel 12 de enero y los técnicos de la Concejalía de Seguridad llevan desde entonces viendo cuáles son los puntos que interesa modificar o, directamente, eliminar. Sobra decir que la mendicidad y el transitar semi desnudo están en el punto de mira.

 

“Hay cosas que se están regulando en la Ordenanza de Convivencia que ya se están regulando por otras leyes. Por tanto no debemos regular doblemente”, comienza explicando el concejal del área, Luis Vélez, a Tribuna. De esta manera idea no es que se deje de sancionar a aquel que pueda ir prácticamente desnudo por la calle incitando al escándalo público, sino de dejar el tema en manos de otras autoridades como la Policía Nacional. Vamos, que el Consistorio considera que no debe meter mano al asunto.

 

“Aquello que ya está regulado por otras normativas de ámbito superior al de la ciudad, entiendo que está suficientemente contemplado y no debería entrar el Ayuntamiento a regularlo”, hace ver el edil de Seguridad. En todo caso, las sanciones por estos dos aspectos se han reducido casi al mínimo estos últimos años. En 2015 hubo tan solo tres sanciones por ejercer la mendicidad y ninguna por transitar semidesnudo. “Les vamos a eliminar, está claro”, asegura Vélez.

 

REORDENAR COMPETENCIAS

 

Y aunque no da nombres de puntos concretos, habrá otros aspectos que se puedan mover de una ordenanza a otra. “Hay otra serie de cuestiones que parece que pueden tener encaje en otras ordenanzas más que en la de Convivencia, por ejemplo en el de Limpieza, o en el de Parques y Jardines, en el de Tráfico...”. ¿Quizá haciendo referencia a multas por no usar papeleras y contenedores? ¿Por pintadas? Bien podrían encajar.

 

“Posibilitaría ordenar esta Ordenanza, estamos estudiándola a fondo con el fin de ver un poco cómo podemos abordarla”. Así las cosas, los técnicos se han dado “hasta otoño” para seguir dándole vueltas a estos puntos, es decir, al menos medio año más.

 

Eso sí, el objetivo de todo este entramado está claro. “Hay que ir hacia una ordenanza más de convivencia y acuerdo entre vecinos y turistas más que hacia una de represión”, concluye Vélez, dando por zanjado el asunto. Quién iba a decir en su día que una legislación que levantó tanto polvo podría quedar aligerada de una forma tan pacífica