La ola de calor hará hervir los termómetros de Valladolid al menos una semana más

Un joven se refresca en una fuente de la Playa de Las Moreras, en Valladolid. A.MINGUEZA

Según la Agencia Estatal de Meterología las temperaturas se mantendrán con mínimas de 15 grados y máximas de 38 durante los próximos siete días desde este domingo.

¿Tiene calor? Si vive usted en Valladolid, o en realidad en prácticamente cualquier lugar de España, la respuesta lógica debería ser que sí. Horas y horas de sol achicharrante, de más de treinta grados de temperatura, que acosan hasta al más friolero desde que este sábado comenzara de manera oficial la segunda ola de calor del verano en todo el país. Pues agárrese los machos, porque esto va para largo. Concretamente, para al menos una semana más.

 

Así se puede comprobar en las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología, que deja ver en el apartado de Valladolid que este sopor que hace hervir los mercurios de todos los termómetros se quedará al menos hasta el próximo domingo, 12 de julio. Y eso como mínimo. "Esta ola de calor se caracterizará no solamente por las temperaturas elevadas, sino también por su gran duración", han asegurado desde la AEMET, a modo de aviso para navegantes.

 

La cuestión es que esta entrada de aire africano, que hace su aparición por el sur de la península para hacer sudar la gota gorda de todo aquel imprudente que no se refugie en una zona fresquita, se prolongará durante siete días más en el país. Y por supuesto, Valladolid no es excepción.

 

Así, la previsión en la ciudad es para echarse las manos a la cabeza, si bien no se alcanzarán en ningún momento los 39 grados que hicieron acto de presencia durante la primera ola, a finales de junio. Concretamente, la AEMET informa que el clima será más bien poco cambiante, siempre con sol y alguna que otra tímida nube en el cielo, con mínimas de 15 grados y máximas de 38.

 

Es pronto para vaticinar más allá, pero todo apunta a que este tiempo seco y caluroso se prolongará incluso por encima de los siete días. Por cierto que merece la pena destacar que este lunes y martes se darán vientos algo más fuertes que los de estas jornadas, casi nulos, si bien siempre llegarán con la temperatura alta bajo el brazo. Lo dicho, piscina, sombra y agua para refrescarse sino quiere terminar deshidratado.