La OCU denuncia la falta de honestidad en el etiquetado de productos cárnicos

La OCU detecta carne de caballo en hamburguesas de Eroski y Ahorramás

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado la falta de honestidad en el etiquetado de los productos cárnicos, según un estudio que ha estado dirigido por la Organización Europea de Consumidores.

Entre las prácticas "engañosas" que se dan a conocer en el estudio destacan el uso de sulfitos para hacer que la carne picada tenga un aspecto más fresco, que haya croquetas que tengan la mitad de cantidad de carne declarada o que se venda pollo como ternera en los kebabs.


Asimismo, el informe revela que los alimentos a base de carne no siempre cumplen con las expectativas de los consumidores y pone de manifiesto que se encuentren casos en los que las etiquetas son "deliberadamente engañosas".

Por ello, con la intención de conseguir un etiquetado claro y correcto de los alimentos, la OCU pide a las autoridades españolas que refuercen los controles y se aseguren de que las etiquetas proporcionan una información "exacta y completa".

Además, la organización señala que el control de los aditivos utilizados en los productos cárnicos debe intensificarse tomando medidas enérgicas contra el fraude alimentario.