La nueva regulación de las etapas de ESO y Bachillerato con disminución de ratios y consideración especial en zona rural

Colegio Público García Quintana

Se podrá pasar de curso en ESO con dos pendientes que no sean simultáneamente Matemáticas y Lengua Castellana y Literatura.

La Consejería de Educación ha publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) las nuevas órdenes que regulan la implantación y desarrollo de las etapas de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato en la Comunidad y que desarrollan el contenido del decreto por el que se establece el marco del gobierno y autonomía de los centros docentes en la Comunidad.


Las dos órdenes tienen por objeto establecer el currículo y regular la implantación, evaluación y desarrollo de las etapas de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato en todos los centros docentes que imparten estas etapas cuya implantación comenzará a partir de septiembre para los cursos 1º y 3º de ESO y 1º de Bachillerato.

La nueva normativa establece un cambio en la consideración de los contenidos del currículo, de forma que las materias del bloque de asignaturas troncales suponen más del 50 por ciento del horario lectivo para cada curso, porcentaje mínimo establecido en la normativa básica.

Asimismo, incluye de esta los estándares de aprendizaje evaluables por cursos las siete competencias y la nueva tipología de materias, pertenecientes a los bloques de asignaturas troncales, específicas y de libre configuración autonómica; la Religión como materia específica evaluable a todos los efectos y las evaluaciones finales de etapa externas en 4º de ESO y 2º de Bachillerato para la obtención de los títulos correspondientes -en el año académico 2017 estas no tendrán efectos académicos para la ESO y solo para el acceso a la universidad para el Bachillerato-.

Como novedades propias de la Comunidad, Educación disminuirá las ratios para impartir materias y tendrá una consideración especial en la zona rural y localidades en las que sólo haya un Instituto de Educación Secundaria; incorpora como materia de libre configuración autonómica, Lengua y Cultura Gallega, en los centros autorizados.

También establece el procedimiento de reclamación relacionado con el derecho a la evaluación objetiva, con derecho de los padres a ver los exámenes y documentos de evaluación de sus hijos; incluye el plan de evaluación del proceso de enseñanza como parte integrante del proyecto educativo y fomenta la participación e implicación de las familias a través de compromisos reflejados en el proyecto educativo y acuerdos educativos relacionados con la convivencia y el aprendizaje.

Asimismo, instaura los proyectos de autonomía, que podrán abarcar tanto aspectos pedagógicos y curriculares como aspectos organizativos y funcionales y cuya implantación se iniciará a partir del curso 2017-2018, una vez implantadas las etapas en su totalidad.

NOVEDADES EN ESO

Derivadas de la norma básica, se establece que la etapa se organiza en dos ciclos -de 1º a 3º, primer ciclo y 4º, segundo ciclo-, la posibilidad de optar por enseñanzas académicas o aplicadas en la materia troncal Matemáticas de tercer curso y como opción educativa en cuarto; materias nuevas como Economía, Ciencias aplicadas a la actividad profesional, Iniciación a la actividad emprendedora y empresarial, Cultura Científica, Matemáticas orientadas a las enseñanzas académicas y aplicadas, Tecnologías de la Información y la Comunicación y Valores Éticos; y programas de mejora del aprendizaje y del rendimiento en sustitución de los programas de diversificación curricular, desde segundo curso.

Pasarán de curso aquellos alumnos que tengan todas las materias superadas o con dos pendientes que no sean simultáneamente Matemáticas y Lengua Castellana y Literatura, "si bien se permite la promoción excepcional con las dos materias citadas o tres materias pendientes siempre que en ambos casos se den las condiciones establecidas para ello".

Además, se entregará un consejo orientador al término de cada uno de los cursos y un certificado oficial tras cursar el primer ciclo, así como una vez cursado segundo curso cuando un alumno se vaya a incorporar de forma excepcional a un ciclo de Formación Profesional Básica, en el que, entre otros, se refleja el grado de logro de los objetivos de la etapa y de adquisición de las competencias correspondientes.

Como principales novedades propias, la Consejería establece un 70 por ciento en primer ciclo y 76,7 por ciento en cuarto curso del horario lectivo a las materias del bloque de asignaturas troncales; la acogida del alumnado que accede por primera vez a primer curso en un centro diferente donde ha cursado Primaria se incorpora como principio pedagógico y con carácter estructural.

Se incluyen como obligatorias para los alumnos con carencias en Matemáticas y Lengua Castellana y Literatura, en primer y segundo curso, materias de refuerzo de las mismas como asignaturas de libre configuración autonómica; los PMAR se organizan en ámbitos y en grupo independiente; se posibilitan materias de refuerzo de las instrumentales para los alumnos que cursen un PMAR y, a su vez, materias de refuerzo de las instrumentales para estos alumnos una vez se incorporen a 4º. En ambos casos como materias de libre configuración autonómica.

También establece en el bloque de asignaturas de libre configuración autonómicalas materias Educación Financiera y Programación informática, y Tecnología en la opción enseñanzas académicas en 4º; una evaluación inicial obligatoria en todos los cursos y en 1º, especialmente, con la finalidad de detectar de manera temprana carencias en las materias instrumentales; y pruebas orales en la evaluación.

NOVEDADES EN BACHILLERATO

En esta etapa académica, el Ministerio establece las modalidades de Ciencias, Humanidades y Ciencias Sociales con dos itinerarios y Artes en la que desaparece la doble vía Artes Plásticas, Imagen y Diseño y Artes escénicas, Música y Danza; la organización general en materias del bloque de asignaturas troncales y específicas; materias nuevas como Cultura Científica, Cultura audiovisual II, Fundamentos del Arte I y II, Imagen y Sonido y Tecnologías de la información y la comunicación II; y la posibilidad de cursar asignaturas troncales no elegidas, como materias específicas.

Asimismo, determina que sólo se podrá repetir cada curso una sola vez "y, excepcionalmente, un curso dos veces con informe favorable del equipo docente". También se especifica la posibilidad de obtener el título de bachiller por más de una modalidad y la emisión de un certificado acreditativo, a efectos laborales, de haber superado todas las materias de Bachillerato si no se ha superado la evaluación final de etapa.

Por su parte, Castilla y León fija el 73,3 por ciento y 76,7 por ciento del horario lectivo en primer y segundo curso, respectivamente, en las materias del bloque de asignaturas troncales; Física y Química e Historia del mundo contemporáneo como materias obligatorias en 1º en las modalidades de Ciencias y Humanidades y Ciencias Sociales, respectivamente.

Contempla capacidad organizativa de los centros para realizar agrupaciones de materias que configuren un itinerario coherente para los alumnos, así como la posibilidad, en el marco de los proyectos de autonomía, de hacer la flexibilización temporal del Bachillerato en tres años con la finalidad de optimizar resultados académicos.

Estos currículos son fruto de un "intenso trabajo" en el que han participado profesores de ESO de diversos centros educativos, tanto de titularidad pública como privada, de las diferentes especialidades y docentes universitarios en el caso de Bachillerato, una aportación "fundamental" para la elaboración del texto final.