La nueva línea de producción de Panrico permite incrementar la plantilla de 140 a 200 empleados

Panrico ha inaugurado este lunes la nueva línea de producción de la fábrica de Valladolid, en la que se elaboran las barritas de cereales 'Qe! Crack' y cuya puesta en marcha, tras una inversión de 1,5 millones de euros, ha permitido incrementar la plantilla de 140 a 200 empleados.

La nueva línea productiva ha sido inaugurada este lunes por el consejero delegado del Grupo Panrico, Juan Casaponsa, y la consejera de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, quien ha destacado que esta apertura es uno de los frutos del acuerdo alcanzado en noviembre de 2012 para garantizar la continuidad de la fábrica y de los empleos.

 

Como ha explicado Casaponsa, durante 2013 Panrico ha invertido un total de 2,6 millones de euros en su fábrica de Valladolid, lo que ha supuesto la creación de nuevos puestos de trabajo y la "estabilidad" para las 200 personas que actualmente forman la plantilla. De esa cifra, 1,5 millones de euros se han invertido en la puesta en funcionamiento de la nueva línea de producción de barritas de cereales bañados en chocolate 'Qe! Crack' en exclusiva para el territorio español.

 

El dirigente de la empresa catalana ha recalcado que Panrico "siempre" ha creído en su futuro, pero ha reconocido que el pasado año fue necesario realizar "algunos ajustes" para "viabilizar" la fábrica de Valladolid. En ese punto fue donde intervino la Junta de Castilla y León con un "esfuerzo conjunto" al lado de la dirección de la empresa y de la representación sindical.

 

Silvia Clemente ha apuntado que el objetivo era buscar soluciones para obtener rentabilidad y plantear una mayor carga de trabajo que pudiera evitar el cierre de la planta. Así, en noviembre de 2012 se aprobaba el plan de viabilidad acordado entre la empresa y los trabajadores.

 

La empresa se comprometió a mantener abierta la fábrica y la totalidad de sus empleos, lo que se consiguió primero con la producción de una nueva variedad de Donuts, los Mix, y con la implantación de un producto más como los 'Qe! Crack', cuya línea de producción se ha inaugurado este lunes. En este tiempo, como ha apuntado Casaponsa, Panrico destinó un millón de euros en 2012 para "poner al día las instalaciones" y 1,5 millones ya este año para la nueva línea.

 

La consejera de Agricultura ha detallado que el apoyo de la Consejería que dirige se ha centrado en solucionar "problemas" que existían en tres líneas de ayuda que tenía pendientes la empresa desde 2004, que se habían "complicado" por diversos aspectos como los cambios de titularidad, lo que se ha traducido en un apoyo de la Consejería de 711.153 euros procedentes de esas líneas y de otras ayudas más recientes. En este tiempo, la inversión global de la empresa ha sido de 11,2 millones de euros.

 

Clemente ha calificado de "éxito" el resultado del plan de viabilidad, ya que la fábrica sigue abierta y con una plantilla más amplia, al tiempo que se garantiza el mantenimiento de estos trabajadores.

 

Panrico se instaló en Valladolid en 1974 en Cigales para fabricar Donuts, 'Bollycaos' y otros productos de bollería y se trasladó en 1991 a su actual ubicación en el Polígono de San Cristóbal. Actualmente, como ha detallado Casaponsa, la planta cuenta con seis líneas de producción que fabrican en exclusiva para España pastelitos de bizcocho, 'minibollycao', los panes de hamburguesa y de 'hot dogs', 'Donuts Mix' y 'Qé Crack'. También fabrica donuts y otros productos que se distribuyen por la zona norte del país.

 

La Consejería ha subrayado la "necesidad" de este apoyo del Gobierno regional a esta empresa agroalimentaria, ya que forma parte de un sector "estratégico" formado por 3.200 empresas, con un volumen de negocio total que alcanza los 10.300 millones de euros y más de 36.500 empleados, lo que supone el 10 por ciento del empleo y de la cifra de negocio de la industria agroalimentaria estatal.

Noticias relacionadas