La nueva hornada sigue aporreando la puerta de Luis Enrique

Los jugadores del FC Barcelona celebran uno de los goles marcados

El FC Barcelona logró ante el HJK Helsinki la segunda victoria de la pretemporada (0-6), en un partido que se decidió en los primeros 25 minutos con Munir, Sergi Roberto y Rafinha destacados. 

El rival del Barcelona este sábado demostró desde el comienzo ser muy flojo. Sin embargo Luis Enrique vio en los primeros 25 minutos un Barça muy parecido al que él reclama. Presión, recuperación, velocidad a la hora de tocar y pegada. Esos son los cimientos sobre los que quiere edificar el técnico asturiano y mucho de eso hubo sobre el césped del Olímpico de Helsinki.

 

Lo sorprendente es que los encargados de liderar al Barça este sábado, algo que se ha repetido ya en varios partidos de esta pretemporada, fueron Rafinha, Sergi Roberto y Munir. Los dos primeros dirigieron el equipo con velocidad y encimaron al rival muy arriba. Recuperaron rápido y movieron más rápido aún. Mención especial merece el ex del Celta, que en tan solo cuatro partidos está demostrando tener nivel para ser titular en el Barça. Además, en el país nórdico entró más en la elaboración en vez de quedar de falso nueve.

 

En cuanto a Munir, el madrileño se está encargando de generar el peligro, a la espera de Neymar, Messi y Suárez, y de moverse en el área rival. Antes del choque ante los finlandeses no había estado acertado de cara a puerta, pero esta vez acertó en dos ocasiones en tan solo 17 minutos. Además le regaló un tanto a Sergi Roberto, lo mismo que hizo Rafinha con Piqué en el 0-4. Corría el minuto 24. Finalmente, los de 'Lucho' no echaron de menos a su añorado tridente atacante.

 

A partir de ahí el conjunto blaugrana bajó una marcha y se dedicó a tocar, pero lo hizo de una manera más conservadora sin tanta verticalidad como al inicio. Así se llegó al descanso, sin haber sufrido ningún susto en una portería esta vez defendida por Masip.

 

La segunda mitad fue algo más aburrida, con los cambios y el resultado abultado a favor, el Barça se mantuvo a medio gas hasta el final del encuentro. Con un dominio absoluto del mismo pero como si no buscase ampliar el resultado. El carrusel de cambios hizo el resto.

 

Sin embargo la gran noticia del segundo acto estuvo en Ivan Rakitic. El croata cada día está más asentado y lo volvió a dejar claro. Fue el timón de los de Luis Enrique tras el paso por vestuarios, relevando a un Iniesta en su línea, y si llegaron dos goles más fue gracias a él. El quinto fue de Bartra, tras una falta botada por el ex sevillista. El sexto de Sandro, tras recibir un gran pase de Rakitic.

 

Así pues goleada del Barcelona ante un rival débil que no puso los apuros y el mordiente del Nápoles, anterior amistoso que se saldó con la primera derrota de Luis Enrique, y que permitió al nuevo proyecto culé comenzar a gustarse. Ahora el siguiente encuentro será el lunes 18 de agosto, el Trofeo Joan Gamper ante el León FC mexicano. La idea es que para entonces estén ya, para presentarse ante su afición, Messi, Mascherano, Alves y quizás Neymar.

Noticias relacionadas