La nostalgia del viajar

¿Recuerda aquellas vacaciones metido en un Seat con toda la familia? ¿Ha pensado alguna vez lo diferentes que son de las de ahora? Tribuna ha salido a preguntárselo a los vallisoletanos.

Son muchas las personas que recuerdan con nostalgia aquellos viajes hace cuarenta años, con toda la familia apretados en un Seat. Casi sin hueco en el coche y con el espacio justo para respirar, agarraban las maletas y emprendían un viaje de varias horas, en condiciones terribles de calor y en unas carreteras en un estado que dejaba bastante que desear.

 

Pero eso, como hemos dicho, es para los nostálgicos. En el otro lado de la balanza están los jóvenes, los que no lo han vivido, los que prefieren la comodidad de viajar en el coche con los amigos, en un avión o en un tren.

 

¿Cuál de las dos maneras tiene más encanto? La realidad es que hoy se viaja más cómodo, pero evidentemente también es mucho más caro. En Tribuna hemos querido investigar en primera persona qué opinan aquellos que pasaron por infernales viajes y, por otro lado, cómo lo ven y se van de vacaciones los jóvenes.