La Noche de San Juan registra en Valladolid dos peleas de "muy poca consideración"

Un grupo de jóvenes en la playa de Las Moreras durante la noche de San Juan. A. MINGUEZA

Las consclusiones tras una noche festiva destacan por "la tranquilidad", ausencia de incidentes destacables y 45 intervenciones de asistencia sanitaria.

Una noche especial y llena de luz que da la bienvenida al solsticio del verano y que es considerada como la noche más corta del año en la que los males pueden ser desechados en la hoguera. 

 

La noche "más tranquila de lo normal" terminó con buenas noticias por parte del 112 en Valladolid. Menos llamadas que otros años, y con dos peleas de "muy poca consideración". 

 

El dispositivo de Cruz Roja atendió únicamente a seis personas, y una de ellas, una mujer, fue trasladada al hospital Río Hortega por tener quemaduras en la mano.

 

Por su parte, el informe de incidencias del operativo de seguridad de la Noche de San Juan 2016 en Valladolid arroja un balance “muy positivo”, en opinión del concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, con 45 asistencias sanitarias de diferente consideración, ninguna de especial gravedad, que fueron atendidas en su gran mayoría en la propia enfermería del Puesto de Socorro de la playa de Las Moreras.

 

El operativo de vigilancia, prevención y pronto socorro, que estuvo activado desde primera hora de la tarde “funcionó a la perfección”, señala Vélez, y registró, comparativamente, menos incidencias que el año anterior, a pesar de que, según los cálculos del Departamento, la afluencia dobló a la de la Noche de San Juan de 2015, y prácticamente completó el aforo del área de Moreras, que se cifra en torno a las 67.000 personas.

 

Según los datos recabados por el dispositivo, se llevaron a cabo 45 atenciones sanitarias, todas en la propia enfermería de la playa, excepto en 8 casos, que se decidió trasladar a esas personas a centros sanitarios.

 

De esas 45 intervenciones, 6 fueron intoxicaciones etílicas (todas de mayores de edad), otras 6 personas sufrieron quemaduras de primero y segundo grado (leves), 6 más registraron epistaxis, 4 contusiones faciales, 4 cortes diversos en pies o manos y en menor cuantía, agresiones, contracturas, dolores o migrañas.

 

El concejal de Seguridad y Movilidad se felicita por el hecho de que “el alcohol entre los menores haya estado bajo control, que era uno de nuestros objetivos” y agradece a voluntarios y profesionales el magnífico trabajo realizado hasta el amanecer.