La noche de San Juan ilumina el cielo de Valladolid

La playa de Las Moreras, epicentro de las actividades que culminaron con el tradicional encendido de la hoguera.

TRANSPORTE Y ATENCIONES ESPECIALES

 

La noche lo requería y la cobertura socio-sanitaria de Cruz Roja estuvo compuesta por dos vehículos de soporte vital básico, uno de soporte vital avanzado y tres vehículos de apoyo. Una veintena de personas voluntarias del área de socorros entre personal sanitario, de logística y coordinación apoyaron esta cobertura que añadió, en el edificio del embarcadero, utilizado como sala de enfermería para realizar atenciones y la gestión de los traslados sanitarios.

 

Durante la noche, el Ayuntamiento de Valladolid ofreció servicios de bus búho desde las 00.00 horas hasta las 4.00 horas de la madrugada y con los mismos itinerarios por los que discurren habitualmente.

 

Tal y como ya ocurrió el año pasado, y con el acuerdo de las Asociaciones de taxistas se habilitó, de forma excepcional, una parada de taxis en el Paseo Isabel la Católica, que complementó a la habitual parada de Plaza de Poniente y reforzó el servicio especial de bus búho.

Era una noche especial, que se había preparado con especial esmero por parte del Ayuntamiento de Valladolid. En la playa de Las Moreras todo estaba a punto. A las seis y media de la tarde, los concejales Ana Redondo y Luis Velez junto con responsables de Policía Municipal y Bomberos, realizaron una última revisión previa al inicio de la fiesta.

 

No obstante, la programación comenzó a las 18.00 horas con actividades en la zona infantil: cuentacuentos a cargo de Líbera Teatro, además del espectáculo de la Escuela de Circo de Valladolid. Durante toda la tarde se ha podido disfrutar de una demostración de graffitis y danzas urbanas a cargo de la Escuela Fresas con Nata Crew y un pasacalles a cargo de la batucada La Torzida.

 

 

La actuación de Carvin Jones fue el plato fuerte de la noche. El mítico guitarrista estuvo intercalado con un cartel de músicos locales divididos en dos escenarios para prolongar la fiesta hasta las cuatro de la madrugada. Ataviado con una camiseta del equipo de baloncesto y el número 50 en homenaje a los años que cumplía precisamente en Valladolid, Calvin Jones deleitó al público que se congregó en un gran ambiente en la playa.

 

 

 

 

La Asociación de Djs de Valladolid con la actuación coordinó las sesiones de Ektor Pant, Daza Brothers, Artillería Studio, Audioride & Artur House Violin, Pucela dance, Julio López Pana, Álvaro Álvarez, Jairo Rodríguez, Diego Revuelta y Viti Lario & Diego Mez.

 

 

 

En el otro escenario, instalado en la zona de la chopera, residía la polémica por la presencia del grupo 'Matarlos es poco', autores de la canción Puta Pucela cuya programación despertó una evidente dosis de rechazo. Junto a ellos también tocaron desde las nueve de la noche los vallisoletanos Reggaeliz de Palo, Amamarla, Posedoneians y Deskartados.

 

 

También hubo espacio para el homenaje a la activista por la permanencia de la fiesta de San Juan en la zona de las Moreras, Yolanda Rodríguez.

 

Y, por supesto, el fuego con su protagonismo desde la media noche y con el espectáculo de malabares con fuego de la Escuela de Circo de Valladolid. Todo para todos, según el espítitu de una noche que se fue pero que ya empieza su cuenta atrás para el próximo año.