La nieve vino, vio... y no se quedó en Valladolid

Dos personas pasean por las calles de Valladolid. JUAN POSTIGO

La ciudad ha experimentado este martes una ligera nevada que ya había vaticinado la Agencia Estatal de Meteorología, pero no ha estado ni mucho menos cerca de cuajar.

Ha sido muy ligero, casi imperceptible, pero ha estado ahí. Más de un vallisoletano que estuviera pasando frío por las calles de la ciudad a primera hora de este martes, notaría cómo los pequeños copos de nieve empezaron a caer de manera sosegada, sin prisa pero sin pausa... para desaparecer tal cual llegaron. Y es que Valladolid, tal y como había planteado la posibilidad la Agencia Estatal de Meteorología, ha sufrido una de sus primeras nevadas, aunque esta haya sido de lo más suave.

 

Así las cosas, y como es lógico, esos pocos copos que se han precipitado sobre la ciudad no han hecho siquiera amago de cuajar, y de hecho nada más tocar el suelo se disolvían enseguida. Lejos queda la situación de otras provincias de Castilla y León, que de hecho cuentan con varias carreteras en alerta amarilla por nieve como en León o Burgos.

 

De hecho, las previsiones que hace la AEMET son de frío, mucho frío, de temperaturas que no superarán los 8 grados, pero que tampoco se verán acompañadas de precipitaciones por lo menos hasta este miércoles por la tarde. Eso sí, cielos nubosos y rachas de viento bastante prolongadas que llegarán del norte y del nordeste.

 

En cuanto a las mencionadas precipitaciones, se espera que lleguen a partir de media tarde de este miércoles y podrían convertirse en aguanieve o nieve –puede que aquí sí- dadas las bajas temperaturas. De hecho, la Agencia Estatal da entre las 19.00 horas y la 01.00 de la madrugada una posibilidad del 70% de nevada en Valladolid, que en todo caso no se espera demasiado espesa.