La nieve mantiene cerrados siete tramos y obliga a utilizar cadenas en otros diecisiete

Nieve, carretera nevada, frío, temporal, tráfico, camiones parados

La nieve caída en las últimas horas mantiene cerrados siete tramos de carretera en Castilla y León y obliga al uso de cadenas para circular por otros diecisiete, según informaron a Europa Press fuentes de la Dirección General de Tráfico.

VALLADOLID, 11 (EUROPA PRESS)



Los tramos que se encuentran cerrados son los de Río de Lunada (BU-572), Río de la Sía (BU-571) y Río Trueba (BU-570), todos ellos en la provincia de Burgos, así como, en León, las de Piedrafita (LE-315), Redipuertas (LE-321) y Besande (LE-233), y en Zamora la carretera de San Martín de Castañeda (ZA-103).

Además, es necesario el uso de cadenas para circular por Las Lamas (A-6), Oseja de Sajambre (N-625), Llanaves de la Reina (N-621), Caboalles de Abajo (LE-497), Puebla de Lillo (LE-333), Caboalles de Arriba (CL-626), Arbas del Puerto (N-630) y Prioro (LE-234), todas ellas en la provincia de León, al igual que para transitar por Cervera de Pisuerga (P-210) y Areños (CL-627), en Palencia; Valsaín, tanto en la SG-615 como en la CL-601, Riofrío de Riaza, tanto en la SG-114 como la SG-112, y Cerezo de Arriba (SG-115), mientras que en Burgos se encuentran en idéntica situación Río de Lunada (BU-572) y Río de la Sía (BU-571).