La Navidad se resiste a irse de Valladolid

El Árbol de los Deseos y parte del pueblo navideño aún siguen en la Plaza Mayor. JUAN POSTIGO

La iluminación de las calles, además del Árbol de los Deseos y parte del pueblo navideño de la Plaza Mayor, siguen en su sitio. El Ayuntamiento dice que se retirarán “en próximos días”.

Jueves, 14 de enero. Ocho días desde la última fecha oficial de lo que puede considerarse el periodo navideño como es la llegada de los Reyes Magos. Sin embargo, Valladolid vuelve a amanecer con varios toques que aún recuerdan a estos días de luz, color, compras y, por qué no decirlo, comilonas. Sí, los elementos de iluminación de las 67 calles de la ciudad continúan en su sitio, impertérritos a la lluvia y al mal clima de estos días.

 

Pero no solo eso. El Árbol de los Deseos y parte del pueblo navideño también siguen en su ubicación de la Plaza Mayor viendo pasar el tiempo, como diría aquella canción. El carrusel clásico también se sitúa aún en la céntrica Plaza vallisoletana, pero es el único que tiene justificación ya que en anteriores años suele quedarse allí hasta marzo. ¿Pero qué pasa con el resto de tendido navideño?

 

“No entendemos muy bien por qué no se ha retirado todavía”, explica la concejal de Cultura y Turismo del Ayuntamiento, Ana Redondo, a Tribuna. La empresa encargada desde hace años es Iluminaciones Ximénez, que normalmente se encarga de ‘robar’ la Navidad apenas uno o dos días después del 6 de enero, pero esta vez parece haberse dormido en los laureles.

 

En todo caso la concejal se muestra convencida de que todo el entramado terminará por desaparecer “en los próximos días”, como tarde “la semana que viene”, asegura Redondo. “Puede que sea por las lluvias que hemos tenido en los últimos días, pero ya no debería estar ahí”. Lógicamente, las luces no han vuelto a encenderse... desde el 5 de enero, con la cabalgata de Reyes. Sí, algo falló ahí.

 

“Tampoco entendemos por qué no se encendió el día de Reyes”, hace ver la concejal del área. Así las cosas, el alcalde Óscar Puente ya se ha comprometido a revisar el contrato con la empresa de iluminación, ya que en esta pasada Navidad no se contó con margen de maniobra al dejarlo atado el anterior equipo de Gobierno encabezado por León de la Riva. Más de un usuario se encargó de recordar el ‘desastre’ de que las bombillas no dieran luz el nombrado 6 de enero.

 

Así las cosas, parece evidente que la Navidad se resiste a irse de Valladolid. Sin duda lo acabará haciendo en los próximos días, tal y como se promete desde el Ayuntamiento, pero por ahora la ciudad mantiene un peculiar vestido que ya casi parece impropio de la época.