La Navidad, a la vuelta de la esquina... literal