La nave SoHo observa algo nuevo cerca del Sol

SoHo

Un cometa ha pasado por el Sol entre el 18 y el 21 febrero, según ha recogido la nave SoHo de la Agencia Espacial Europea (ESA) y de la NASA.

 Pero lo que parecía un objeto más acercándose a la estrella, ha sido "inusual" por dos razones: no es un cometa habitual y sobrevivió intacto a su paso junto al Sol.

 

Así, según ha informado la NASA, este cometa no es grupal, lo que significa que no es parte de ninguna familia conocida de estos objetos. La mayoría de estos cuerpos celestes observados por SoHo pertenecen a la familia Kreutz, los cuales se separaron de un solo cometa gigante hace muchos siglos.

 

Además, los científicos destacan que, mientras la mayoría de los cometas que se acercan lo suficiente al Sol como para ser vistos por SoHo no sobreviven el viaje. Habitualmente, las rocas se evaporan en la intensa luz del Sol. Sin embargo, este cometa llegó a situarse a 3,5 millones de kilómetros de la superficie del Sol y sobrevivió intacto.

 

"Hay posibilidades de que los observadores puedan ser capaces de verlo desde la Tierra en las próximas semanas", ha explicado el científico del Laboratorio de Investigación Naval en Washington, Karl Battams.

 

Desde su lanzamiento en 1995, el SoHo ha convertido en el buscador de cometas número uno de todos los tiempos: lleva 2875. Sin embargo, SoHo ve cometas de distintas de su grupo como éste sólo un par de veces al año.