La NASA trabaja en robots a control remoto para estudiar otros planetas

Imitando a los vehículos operados a control remoto que ayudan a los biólogos a explorar las profundidades del océano desde su superficie, la NASA está probando rovers, llamados K10, que permitan estudiar otros mundos y que estén dirigidos por los astronautas desde sus naves. "En futuras misiones habrá trabajos que los seres humanos no podrán hacen de forma manual por las características del planeta o del cuerpo espacial", ha indicado la NASA.

La intención de la agencia espacial estadounidense es que, en el futuro, los astronautas que orbiten otros cuerpos planetarios, como Marte, los asteroides o la Luna, puedan utilizar este método para realizar trabajos en la superficie. Para el director del proyecto, Terry Fong, tras la exploración humana y la exploración a través de robots, ahora es el momento de "combinar ambas y que las máquinas sean operadas por humanos desde el espacio".

La NASA ha realizado pruebas utilizando a los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS). Así, el ingeniero Chris Cassidy ha "paseado" un rover por la superficie terrestre desde su puesto en el módulo orbital, mientras que el astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA), Luca Parmitano, logró que el vehículo desplegara una antena de radio.

Es la primera vez que la NASA utiliza este sistema de control remoto, conocido como RAPID, para este tipo de expediciones. Este software se había usado para robots caminantes o grúas robóticas, entre otros. "Es una práctica común en la exploración submarina el usar un joystick y tener un control directo de los submarinos remotos, pero estos robots son más inteligentes", ha señalado Fong.

En este sentido, ha indicado que los astronautas podrán "interactuar con los robots en un nivel superior, diciéndoles dónde ir, y luego el propio robot independiente e inteligente se da cuenta de cómo llegar allí con seguridad".

La NASA llevará a cabo una sesión de prueba con la ISS en agosto. En ella, los ingenieros y los astronautas inspeccionarán la antena desplegada en los últimos estudios y trabajarán de la interacción humano-robot. "Queremos que los robots complementen a los exploradores humanos, lo que permitirá a los astronautas realizar un trabajo a través de control remoto desde una estación espacial, naves espaciales u otro hábitat", ha insistido el experto.