Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La NASA planea construir dirigibles estratosféricos para uso científico y comercial

Dirigible

Científicos de la NASA estudian desarrollar todo el potencial científico y comercial de los dirigibles con la tecnología actual.

   

La agencia espacial estadounidense está considerando lanzar un desafío a la industria para el desarrollo de aeronaves estratosféricas, que pueden romper récords en términos de duración de vuelo a gran altura.

 

"Estamos tratando de llevar la Astronomía y las Ciencias de la Tierra a un nuevo nivel gracias a una plataforma suborbital de investigación de larga duración", dijo Jason Rhodes, un astrofísico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, que encabeza los esfuerzos para hacer posible este avance.

 

La idea detrás del 'Desafío Dirigible 20-20-20' sería lograr unos rendimientos sin precedentes para estas aeronaves. El primer paso sería conseguir un dirigible con 20 kilos de carga útil para mantenerse a una altitud de 20 kilómetros) durante 20 horas. Los más ambiciosos constructores pueden aspirar al segundo paso, con el objetivo de elevar 200 kilos de carga útil a la misma altura durante 200 horas.

 

"La marca de 20 kilómetros de altura es el punto dulce donde el dirigible puede llegar mientras que todavía tiene suficiente aire para propulsarse, porque necesita de propulsión para permanecer en el lugar. Es una buena altura en cuanto a la velocidad media del viento ", dijo Rhodes. Hasta ahora, ningún dirigible motorizado ha sido fiable para sostener esta altura durante más de ocho horas.

 

TELESCOPIOS E INTERNET

 

Un dirigible podría tener un telescopio, para crear imágenes de alta resolución de las estrellas y objetos celestes, por ejemplo. Los científicos que estudian la Tierra podrían beneficiarse de los datos recogidos por los dirigibles a esta altitud, al investigar el cambio climático y el clima.

 

"Resultaría muy fiable para seguir los patrones climáticos, incluso por encima un huracán. Un satélite no puede hacer eso porque su órbita no se puede cambiar", dijo Rhodes.

 

También se puede utilizar su potencial de negocio. Por ejemplo, las empresas de telecomunicaciones podrían hacer uso de estas aeronaves para proveer Internet inalámbrico en áreas remotas. "Sólo estamos limitados por nuestra imaginación", dijo Rhodes.