La NASA investiga la hibernación del telescopio espacial Kepler

Telescopio espacial Kepler

La NASA investiga una repentina anomalía en su telescopio espacial Kepler consistente en un modo de operación de emergencia, algo similar a un estado de hibernación, descubierto el 7 de abril.

Los responsables de la misión han declarado una emergencia para la nave espacial, que proporciona un acceso prioritario a las comunicaciones terrestres en la Red de Espacio Profundo de la agencia.

Las primeras indicaciones son que Kepler entró en estado de emergencia --el modo de operaciones más bajo-- antes de que las operaciones de la misión comenzaran la maniobra para orientar la nave espacial para apuntar hacia el centro de la Vía Láctea dentro de la campaña K2 de observación en microlente.

La nave espacial está 120 millones de kilómetros de la Tierra, lo que produce que la comunicación sea lenta. Incluso a la velocidad de la luz, se tarda 13 minutos en que una señal viaje a la nave espacial y regrese.

El último contacto regular con la nave espacial fue el 4 de abril. La nave espacial se encontraba en buen estado y funcionamiento como se esperaba, informa la NASA.

Kepler completó su misión principal en 2012, tras detectar cerca de 5.000 exoplanetas, de los cuales, más de 1.000 han sido confirmados. En 2014, la nave espacial Kepler comenzó una nueva misión llamada K2. En esta misión extendida, Kepler continúa la búsqueda de exoplanetas, además de presentar nuevas oportunidades de investigación para estudiar las estrellas jóvenes, supernovas, y muchos otros objetos astronómicos.