La Nacional 601, en el término de Rioseco, se cobra una nueva víctima

O.V.P. falleció en el punto kilométrico 224,800 cuando el vehículo en el que viajaba se salió de la calzada. La intensa niebla pudo influir en la colisión mortal. No es el primer accidente que se produce en esta zona por lo que los riosecanos reclaman la finalización de la autovía.

La carretera Nacional 601 en el término de Medina de Rioseco se ha vuelto a cobrar una vida. En este caso la del conductor O.V.P., natural de Moral de la Reina, que sufrió un mortal accidente cuando el vehículo en el que viajaba se salió de la carretera, en el punto kilométrico 224,800, concretamente en la vaguada cercana a las curvas conocidas como Coruñeses.

 

Ya viene siendo habitual que esta carretera, entre Rioseco y la capital, se haya convertido en una trampa mortal para muchos conductores. Concretamente en el lugar donde se produjeron los hechos ya han existido más accidentes con idéntico resultado. Desde la localidad riosecana, se viene reclamando la finalización de la autovía A-60 León-Valladolid, desde hace muchos años.

 

El suceso se produjo en torno a la media noche, cuando el Volkswagen Golf siniestrado, que viajaba sentido Valladolid, se salió de la carretera. Todo hace indicar que el fallecido pudo perder el control en la salida de la vaguada. Según algunos testigos, el conductor dio un volantazo que hizo perder el control sobre su vehículo. Tras al menos una vuelta de campana llegó hasta el otro extremo de la calzada donde el turismo quedó volcado y el ocupante pudo fallecer en el acto.

 

Nada más ocurrir el suceso, varios jóvenes que viajaban a Valladolid avisaron al 112 y se desplegó todo el dispositivo. Tras la excarcelación por parte de los bomberos del ocupante del vehículo, que viajaba solo, se procedió a su reanimación, aunque sin éxito. Los servicios médicos solo pudieron certificar el fallecimiento.

 

Testigos del accidente, relataban a Tribuna, la intensa niebla que había en el lugar de los hechos. “Vimos una luz roja de un coche, pero pensamos que era alguien que estaba en el arcén hablando por teléfono, concretamente en una explanada de tierra que existe en ese lugar junto a la carretera. Cuando nos dimos cuenta que el coche estaba volcado paramos enseguida y avisamos al 112”, explicó uno de los jóvenes que se encontraron con el accidente mortal.

 

O.V.P. era muy conocido en la localidad de Moral de la reina, donde regentaba una explotación ovina, y también en Medina de Rioseco, donde era frecuente verle acompañado por numerosos amigos, especialmente los miércoles.

Noticias relacionadas