La moción de IU para la dignidad laboral en las obras y servicios públicos tampoco prospera

María Sánchez, concejala del partido de la oposición, ha asegurado que "los recortes no se pueden hacer en los derechos de los trabajadores", a lo que el miembro del Ayuntamiento Alfredo Blanco ha respondido que "el equipo de gobierno ya se preocupa siempre de estas situaciones".

El Ayuntamiento también puso freno en el pleno de este mes de diciembre a la segunda moción que presentó Izquierda Unida, que pedía que se regulasen las condiciones laborales mínimas a las empresas que contraten obras o servicios públicos. IU proponía la creación de una guía, en consenso con todos los grupos municipales y los sindicatos, que regulara este tema, de manera que las empresas privadas tuvieran que aceptar estas condiciones cuando quisieran recurrir a operarios públicos.

 

La moción, como suele ser en estas mociones que presenta la oposición, decayó con los 17 votos del Partido Popular y los 12 en contra, nueve del PSOE y 3 de IU. "Es evidente que muchas empresas se aprovechan de esta situación para escamotear dinero a los trabajadores", comenzó explicando María Sánchez, de IU. "Apoyamos esta moción, aunque es triste que se tenga que debatir, y mucho peor que se vaya a echar para atrás", siguió Pedro Herrero, del PSOE. "El equipo de Gobierno se ocupa siempre ya de estas situaciones sin necesidad de esta moción", respondió entonces el concejal de Hacienda del Ayuntamiento, Alfredo Blanco. El debate llegó a convertirse poco a poco en una guerra de ideologías y de echarse en cara unos a otros la mala situación a nivel nacional de su partido, sobre todo entre Herrero y Blanco.

 

Finalmente, el Ayuntamiento propuso una enmienda de sustitución que proponía "proteger la salud y seguridad de los trabajadores de aquellas empresas con las que contrate el Consistorio y ejerzan su actividad en el ámbito municipal", algo que María Sánchez calificó de "sustitutivo", terminando con el viejo dicho de "lo barato acaba saliendo caro". Obviamente, se aprobó por parte del Consistorio con los diecisiete votos frente a los doce de la oposición.

Noticias relacionadas