La mochila escolar no debe superar el 15% del peso del niño

Consejos para la vuelta al cole

Además, para evitar el desarrollo de sobrepeso que puede llevar consigo los problemas de espalda en un futuro, se debe moderar el consumo de grasas, dulces, refrescos y 'snacks'.

El dolor de espalda es bastante común en los más pequeños, sobre todo una vez que comienza el periodo escolar, en gran medida debido al peso de las mochilas y a las malas posturas que se adoptan cuando se está sentado durante mucho tiempo, explican desde el Equipo Médico de Servicio de la Promoción de la Salud de Sanitas, que recomienda que el peso de la mochila no exceda el 15 por ciento del peso del niño.

 

"Una buena opción sería una mochila con dos tirantes acolchados y una anchura de cuatro centímetros que posea también acolchado en toda la zona que se encuentra en contacto con la espalda, y que sea regulable para que se ajuste bien y quede acoplada a la espalda, así se consigue que el peso este distribuido", afirman.

 

Por otra parte, recuerdan la importancia de la alimentación del menor con la vuelta al cole, ya que también influye a la hora de que los niños mantengan un estado de salud óptimo. Lo recomendable es realizar una dieta equilibrada que incluya abundantes frutas, verduras, legumbres y pescados. Además, para evitar el desarrollo de sobrepeso que puede llevar consigo los problemas de espalda en un futuro, se debe moderar el consumo de grasas, dulces, refrescos y 'snacks'.

 

Los lácteos o los frutos secos también son productos de consumo recomendado para que los pequeños no sufran dolores de espalda, según los expertos de Sanitas que los omiendan para favorecer el crecimiento y posterior fortalecimiento de los huesos de la espalda, ya que es importante llevar a cabo una alimentación rica en calcio, fósforo y magnesio.

 

Finalmente, recuerdan que los niños lo suelen pasar mal cuando les toca volver al colegio, por eso recomiendan "preparar el terreno tres o cuatro días antes e introducir poco a poco las nuevas rutinas sin esperar al último día para cambiar todo de golpe".

 

A la hora de ayudar al niño en el comienzo de la etapa académica, los padres tienen un papel fundamental. Para un niño hacer cosas con sus padres es un aprendizaje tan importante y necesario como asistir al colegio. El hecho de que se den este tipo de interacciones va a mejorar la comunicación, y por ende, la relación entre ambos.