La ministra Ana Pastor inaugura la autovía "del bochorno"

Así ha calificado Ana Pastor la apertura del tramo de 17 kilómetros entre Valladolid y Villanubla, por el retraso heredado en esta infraestructura que se encontró al acceder al ministerio de Fomento.

Los 17 kilómetros de la autovía A-60, en su tramo Valladolid-Villanubla, ya están operativos. Minutos después de que la ministra de Fomento, Ana Pastor, visitará la nueva vía, los operarios facilitaban el acceso a los vehículos. La titular del ministerio de Fomento se refirió a esta nueva infraestructura como “la autovía del bochorno”, refriéndose a que el Gobierno de Zapatero prometió que se abriría en 2010 “y cuando yo llegué al Gobierno aún faltaban casi 40 millones por invertir”, dijo Pastor.

 

La ministra visitó la vía a bordo de un autobús, junto al delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, y el consejero de Fomento de la Junta, Antonio Silván, amén de una pléyade de autoridades. Pastor ha confirmado que la infraestructura supera los 50 millones de inversión, si se atiende a las expropiaciones.

 

Ana Pastor también quiso dejar claro que las obras “finalizaron el viernes pasado” y que el sábado se “ultimaron los remates”. La titular de Fomento dijo que esta vía “era muy reclamada por todos los vecinos, mejora la movilidad de los ciudadanos y la comunicación con la ciudad de León”.

 

Según los cálculos ayudará a mejorar la fluidez de entre 10.000 y 12.000 vehículos que transitan diariamente por la nacional 601, acercará a la capital el aeropuerto de Villanubla y acortará el trayecto en 2,4 kilómetros y en términos de tiempo, el ahorro podrá ser “de unos siete minutos, o lo que es lo mismo un 30 por ciento del tiempo que se tardaba antes”, según calcula el Julio Casado, director de la obra.

 

El tramo de autovía cuenta con cuatro conexiones: Zaratán, polígono de San Cosme, aeropuerto y cruce de Peñaflor con Villalba, donde finaliza el trayecto. Se trata de dos calzadas de 7 metros de anchura y se elimina la peligrosa curva del aeródromo, conocida como herradura, y se suaviza la subida al páramo de Zaratán, sin giros y que tendrá una pendiente máxima de 5%.

 

Julio Casado ha admitido que aún falta el arreglo de la travesía de la localidad de Villanubla, además de la glorieta del aeropuerto y algunos remates como las pantallas antirruidos y la plantación de especies vegetales. Todo ello estará concluido antes de fin de año.

 

90 KM. RESTANTES DE LA A-60

 

Lo que aún no tiene fecha son los 90 kilómetros restantes, entre Villanubla y Santas Martas, para que Valladolid y León estén conectadas por la A-60. La ministra dice que para este año se ha presupuestado el inicio de los diferentes proyectos, una vez que el primer estudio informativo está concluido y “las obras continuarán en el momento que tengamos dinero”. Pastor dice que heredó la “buena costumbre” de sus abuelos de “pagar lo que se hace”. “No prometeré proyectos para 2020 o 2024 que luego no podamos cumplir, soy realista”.

Noticias relacionadas