La milenaria práctica del Reiki sigue sumando adeptos en Valladolid

Encarna Castaño, en plena sesión de Reiki. DAVID SANCHO

Encarna Castaño, maestra de este arte que "armoniza y revitaliza los chakras", imparte cursos a 50 personas en La Cistérniga gracias a la colaboración del Ayuntamiento.

DESARROLLO DE UNA SESIÓN

 

1. Breve charla inicial con la reikista. Se explica qué es el Reiki, en qué consiste la crisis de sanación, se informa al paciente de la limpieza emocional u orgánica.

 

2. El paciente se descalza y se tumba boca arriba en la camilla. Se le tapa con mantas para que no pierda calor. Hace tres respiraciones profundas antes de empezar. Se relaja.

 

3. La reikista procede a la imposición de manos como método de canalización de la energía por los diferentes chackras del cuerpo.

 

4. La reikista pasa el cuenco tibetano alrededor de todo el cuerpo de la persona. Ayuda a elevar la energía corporal y resulta muy agradable para el paciente.

 

5. La reikista conduce al paciente para salir fuera de la relajación. Se termina con otra pequeña charla.

¿Se imaginan que todos tuviésemos un poder de autosanación para nuestras propias dolencias físicas y emocionales? El Reiki así lo cree. Encarna, maestra de esta disciplina, imparte este mes de mayo en La Cistérniga un curso de primer nivel a 50 personas. Y muchas se han quedado sin plaza.

 

 “No tengo miedo a perder nada, porque he pasado por ello y ya lo he superado.” Encarna Castaño Valiente (1959, Igualada, Barcelona) empieza fuerte la entrevista. Esta mujer bajita, con cara risueña y sonrisa infinita dispara declaraciones de emociones con una precisión milimétrica. Mide sus palabras, basadas en la experiencia, con tacto pero sin maquillarlas. Llama a las cosas por su nombre, sin aires místicos, por eso se califica como una maestra de Reiki “un tanto escéptica".

 

Encarna lo perdió todo. Pero resurgió gracias a esta terapia natural proveniente de Japónparecida a la acupuntura, pero no invasiva. Lleva dos años y medio dando Reiki en Valladolid, “presencial y a distancia, porque el Reiki es canalizar energía, y por tanto, no existe ni la distancia ni el tiempo”, matiza. También ha iniciado a 40 personas y ha impartido 15 cursos de distintos niveles (hay cuatro, con el último alcanzas la maestría).

 

Casualidades de la vida, Encarna nunca se imaginó hasta dónde le iba a llevar el Reiki. “Hace tiempo propuse dar una charla gratuita sobre el Reiki al Ayuntamiento de la Cistérniga". Aceptaron. Allí estaba el presidente de ALCER (Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales), Alfonso San José Pérez, y le llamó tanto la atención esta técnica, que propuso a la Junta un convenio para que el Reiki se utilizara como terapia complementaria a los enfermos renales".

 

Pero es que, todavía hay más. “¡Quién me iba a decir a mí que, tiempo después, el mismo Ayuntamiento me iba a ofrecer dar un curso subvencionado por ellos en la Semana Cultural y del Deporte de La Cistérniga! Se han apuntado 50 personas en dos turnos de martes y jueves y ha habido gente que se ha quedado fuera”, cuenta, sorprendida.

 

Empecemos por lo básico: el Reiki armoniza, revitaliza y equilibra el campo electromagnético y los chakras. Todos tenemos una energía vital que la desgastamos por pensamientos negativos, miedos y creencias limitantes y emociones retenidas (tal vez ese escepticismo con el que usted está leyendo ahora mismo este reportaje).

 

Toda persona tiene siete chackras (puntos energéticos) a lo largo de su cuerpo, que es por donde gira la energía, y que en acupuntura se llaman meridianos. En ellos se producen los bloqueos, que se transforman en enfermedades emocionales o físicas. 

 

"NI MÉDICOS NI PSICÓLOGOS"

 

La Federación Española de Reiki cuenta con más de 3.000 reikistas acreditados. Encarna es una de ellas (nº 2764), y afirma que la gente de Valladolid responde “bien, aunque con cierto escepticismo” a esta terapia.

 

"No buscan un Reiki espiritual, sino relajación. Te lleva a un estado de paz y no tiene nada que ver con la religión", aclara. También alaba el uso del Reiki en numerosos hospitales de España, en donde se suele practicar a enfermos de cáncer para ayudar a subir sus defensas durante los duros tratamientos de quimioterapia. Pero el Reiki está destinado “a todo el mundo”, independientemente de su estado de salud, desde niños hasta ancianos, a mascotas y a cosas.

 

Encarna Castaño, maestra de Reiki. DAVID SANCHO

 

Encarna es muy crítica con la sociedad actual. “Nos vuelve zombies, no interesa que seamos conscientes de nuestro propio poder emocional en nuestra salud". También reconoce que el Reiki “no cura”, sino que despierta nuestro poder de “autosanación”. Va siempre de la mano de la medicina convencional y se puede combinar con otras terapias holísticas, como meditación, yoga… El primero trata la emoción retenida. La segunda, la enfermedad.  Y avisa: "los maestros de Reiki ni somos médicos ni somos psicólogos".

 

VAMPIROS EMOCIONALES

 

Teniendo en cuenta que Reiki es “energía de alta vibración”, aquellas personas que vibran “bajo” son conocidas como 'vampiros emocionales'. Roban tu energía y te debilitan física y emocionalmente. “A veces los tenemos en nuestra propia familia o amigos. Duele reconocerlo, pero a su lado, nunca seremos felices. Tenemos que aprender a desapegarnos de ellos, sin sufrimiento y con compasión, porque si no quieren ser ayudados, no deben estar en nuestras vidas. Ni avanzan ellos ni nos dejan avanzar a nosotros", justifica Encarna.

 

Y es que acostumbramos a quedarnos en nuestro círculo de confort, nos da miedo hacer cambios, pero ella nos recuerda que en este mundo hemos venido “a evolucionar, a aprender y a querer”. Y,  sobre todo, “a ser consciente de uno mismo para ser feliz”.

 

Como muchos negocios, Encarna utiliza el Facebook para darse a conocer. A través de su página ‘Salud y Bienestar Terapia Reiki en Valladolid’ llega a todos aquellos que quieran compartir pensamientos positivos y enseñanzas personales, y también especifica en qué consiste una sesión de Reiki, los precios y descuentos según qué situaciones (estudiantes, desempleados…).

 

EL PODER DEL MIEDO… Y DE NO TENERLO

 

Sin duda, el poder del pensamiento como manera de atracción de aquello que deseamos es algo fundamental. "Durante las sesiones, pido a la persona que traiga a su mente recuerdos bonitos, pensamientos positivos, y si les ronda alguno malo, que lo dejen pasar, pero que no se aferren a él, para que fluya bien la energía”  explica Encarna.

 

Y es que, según ella, hemos olvidado el poder que tenemos nosotros mismos para conseguir algo, por muy difícil que sea. Solo tenemos que proyectarlo como si ya lo hubiésemos conseguido... y pasar a la acción, ir a por ello. Pero el miedo es un poderoso enemigo al que hay que atar en corto, porque "también con miedo creamos situaciones, negativas en este caso", nos recuerda. El final de este reportaje viene en forma de consejo. Lean con atención...

 

"La salud es lo más importante que hay, lo demás es secundario. Y Reiki es salud emocional y física. Va a despertar ese poder de autosanación que tienes desde que naciste, pero que has olvidado".