La Media Maratón Ciudad de Valladolid pone a correr mano a mano a 2.000 atletas

Momento de la salida de la Media maratón y legua CIudad de Valladolid. A.MINGUEZA
Ver album

El marroquí Jouness Ait Haid, con un tiempo de 1 hora, 4 minutos y 43 segundos, se llevó el triunfo por delante del palentino Javier García. Javier de la Casa ganó la Legua Popular.

MEDIA MARATÓN CIUDAD DE VALLADOLID

 

1. Jouness Ait Haid - 1 hora, 4 minutos y 43 segundos.

 

2. Javier García - 1 hora, 4 minutos y 49 segundos.

 

3. Roberto Bueno - 1 hora, 9 minutos y 29 segundos.

 

LEGUA POPULAR

 

1. Javier de la Casa.

Valladolid se trata de una ciudad deportiva. No es una opinión, sino un hecho. Y no había más que darse una vuelta este fin de semana por las calles del centro para comprobarlo en primera persona. Como grandes pruebas el sábado se celebraron la Milla Isaac Viciosa y, a bicicleta, la Pucelona, que llenaron las vías de adrenalina en estado puro. Pero había más. Este domingo era el turno de la Media Maratón Ciudad de Valladolid, que terminó por llevarse el Jouness Ait Haid por delante Javier García y Roberto Bueno.

 

Y es que no pudo ser para los españoles. El marroquí paró el crono en 1 hora, 4 minutos y 43 segundos, mientras que García solo pudo seguir su estela para llegar seis segundos por detrás. Bueno, por su parte, apuntó 1 hora, 9 minutos y 29 segundos, bastante por detrás de los dos primeros que, sin duda, fueron los que marcaron el ritmo de la prueba.

 

“No conocía bien el recorrido, pero la verdad es que ha salido bien”, explicó a los medios el campeón, algo cansado pero con aliento suficiente. “No esperaba el nivel de Javier, es un buen atleta, fuerte”, alabó a su rival antes de asegura que se sentía “contento” por la carrera y por su tiempo.

 

Y eso que no se trataba de su mejor marca, que en otra ocasión había situado en 1 hora, 3 minutos y 34 segundos. El objetivo marcado, la Maratón de Sevilla para dentro de unos meses. “A ver si podemos hacer buen tiempo y estar en la Selección de Marruecos el año que viene”. Un horizonte que, con esta victoria, quizá esté un poco más cerca.

 

El circuito, de algo más de veintiún kilómetros por calles aledañas al Campo Grande y alrededores, se plagó de espectadores y curiosos a los que bien hay que decir que acompañó el buen tiempo. Un buen sol en el cielo, pero con un fresco perfecto para poder ejercer el running.

 

“Me ha gustado el recorrido, las iglesias... Todo. Muchas gracias”, concluyó el marroquí, quien no dudó en chocar la mano con aquel rival, Javier García, que se lo había puesto un poco difícil.

 

Por supuesto el ambiente festivo de la Acera Recoletos no faltó en ningún momento. Y es que no se reúnen más de 2.000 atletas todos los días en Valladolid, más los cercan de quinientos que hicieron lo propio para correr una Legua Popular que se llevó Javier de la Casa.