La mayoría de los partidos mejoran su nivel de transparencia

Transparencia Internacional

PSOE, Ciudadanos y UPyD obtienen un 10 en transparencia; el PP un 8 e IU un 5, que es el único partido que empeora con respecto al estudio de 2014

La mayoría de los partidos políticos de ámbito nacional han aumentado su nivel de transparencia y de apertura informativa al obtener una puntuación media de 8,3 puntos sobre 10, según un estudio de la organización Transparencia Internacional España que refleja "el interés" de las formaciones políticas en mejorar en este aspecto.


El informe, que ha sido presentado este miércoles, refleja una "mejora sustantiva" de la transparencia básica de las doce formaciones políticas que han sido analizadas en 2015 bajo diez indicadores relativos a la información "mínima" que, en opinión de Transparencia Internacional, las organizaciones políticas deben publicar en su página web.

El PSOE, Ciudadanos (C's) y Unión, Progreso y Democracia (UPyD) lideran el ranking realizado por Transparencia Internacional al alcanzar este año la puntuación máxima de 10 puntos. En 2014, el PSOE y Ciudadanos obtuvieron 3 puntos mientras que UPyD ya consiguió el sobresaliente con una puntuación de 9.

Estas tres formaciones, junto a Convergencia Democrática de Cataluña CDC --que ha obtenido 8,5 puntos en transparencia este año frente al suspenso del año pasado con 3,5 puntos--, han firmado recientemente convenios por la transparencia y contra la corrupción.

De los demás partidos, que todavía no han suscrito dicho convenio con Transparencia Internacional, destaca EQUO que ha alcanzado una puntuación de 9 frente al 4,5 que tuvo en 2014. Por detrás, aunque con 8,5 puntos, se sitúa Coalición Canaria (CC) --que ha pasado a un notable pese a que el año pasado fue la formación política peor puntuada en transparencia con 1,5 puntos-- y Podemos, que no ha sido previamente evaluada ya que irrumpió en la política tras las elecciones europeas de 2014.

IU APRUEBA PERO EMPEORA

El Partido Popular (PP) ha mejorado su nivel de transparencia con respecto al pasado año, y en este estudio alcanza la puntuación de 8 frente al 4,5 que obtuvo en la edición de 2014. El Partido Nacionalista Vasco (PNV) también consigue 8 puntos sobre 10 en transparencia este año, a pesar de que en 2014 suspendió con 2,5.

En las posiciones inferiores del estudio de Transparencia Internacional se sitúa ERC, con 7,5 puntos, mejorando dos puntos con respecto a 2014; y UDC, que obtiene 7 puntos este año cuando en 2014 sólo logró 2,5. A la cola del ranking aparece Izquierda Unida (IU) que alcanza un aprobado con 5 puntos y empeora su puntuación con respecto a 2014, año en el que alcanzó una calificación de 6.

El presidente de Transparencia Internacional España, Jesús Lizcano, ha subrayado la "clara implicación" de los partidos en este estudio que, según ha destacado, persigue el objetivo de "consolidar" mayores niveles de transparencia en las formaciones para así acercarlas a los ciudadanos.

"Lo que pedimos no es mucho pero sí es importante", ha puntualizado, añadiendo que la mejora en las calificaciones con respecto al año pasado demuestra que TI está cumpliendo su meta de promover la transparencia. Eso sí, Lizcano ha insistido en que este estudio no tiene "nada que ver" con la corrupción política ya que son dos fenómenos distintos.

Durante la presentación, miembros de Transparencia Internacional han puesto de manifiesto que hace año era "inimaginable" esta evolución en la transparencia y, con ello, han recalcado la "mejora permanente" en este aspecto.

ESPAÑA, VULNERABLE A INJERENCIAS EN POLÍTICA

Por otro lado, la organización ha presentado el informe 'El lobby en Europa: influencia encubierta y acceso privilegiado' en el que se evalúa la situación del lobby en Europa y en qué medida las decisiones políticas están protegidas frente a influencias indebidas o excesivas.

Este estudio refleja que de 19 países europeos analizados, sólo siete tienen algún tipo de ley o regulación específica sobre el lobby, con lo que Transparencia Internacional concluye que existen injerencias indebidas en la políticas. Esos 19 países conjuntamente obtienen una puntuación media del 31 por ciento.

El país que alcanza una puntuación más alta es Eslovenia (55 por ciento) ya que cuenta con regulaciones específicas sobre el lobby pero presenta deficiencias y vacíos legales. Las últimas posiciones del ranking las ocupan Chipre y Hungría con un 14 por ciento y España también está a la cola, ya que tiene un 21 por ciento de la puntuación en el conjunto de las áreas analizadas.

Respecto al fenómeno de las puertas giratorias, ninguno de los países analizados ni de las instituciones europeas evaluadas lo controlan adecuadamente y, además, refleja que existe un "alto riesgo" de que los conflictos de intereses puedan sesgar los procesos de toma de decisiones.

Manuel Villoria, catedrático y miembro del Consejo de Dirección de Transparencia Internacional ve necesario que se adopte una regulación sobre el lobby y un código ético para los lobbistas, entre otras actuaciones. Asimismo, se ha mostrado partidario de regular el régimen de incompatibilidades en el Congreso y en el Senado así como los conflictos de interés.

Para Jesús Sánchez Lambás, miembro de Transparencia Internacional, hay que "perseguir" las conductas que estén fueran de los canales de la transparencia, la integridad y la igualdad. En este sentido, se ha mostrado partidario de elaborar un "respuesta punitiva" a nivel estatal para los que se comporten con "conductas espurias".