La matanza en un club de ambiente gay de Florida deja al menos 50 muertos

La Policía estadounidense ha confirmado al menos 50 muertos y 53 heridos en el tiroteo perpetrado esta madrugada por un hombre armado en el club nocturno Pulse, de Orlando (Florida), que se trataría de la mayor matanza por arma de fuego en la historia reciente del país.

El autor ha sido identificado como Omar Mir Sediq Mateen, de 29 años de edad, de la localidad de Port St. Lucie (también Florida), según han confirmado fuentes policiales a la cadena CBS. Estas mismas fuentes han precisado que Mateen, de ascendencia afgana, mantenía lazos con radicales islámicos pero carecía de antecedentes delictivos.

 

El incidente comenzó en torno a las 2.00 de la madrugada -- las 8.00, hora peninsular española --, cuando el individuo cruzó varios disparos con la Policía antes de atrincherarse en el local, un conocido club de ambiente gay, donde se encontraban al menos un centenar de asistentes que tomó como rehenes.

 

Múltiples unidades de Emergencias y Policía -- entre ellas unidades de artificieros y equipos especiales -- llegaron al lugar conforme la Policía pudo confirmar que el individuo también transportaba lo que ha sido descrito como "un artefacto sospechoso". Pasados unos minutos y tras los esfuerzos infructuosos de un negociador, la Policía decidió entrar en el local y mataron al asaltante.

 

Tras el tiroteo final, en el que intervinieron las unidades de acción rápida SWAT y un vehículo acorazado, la Policía consiguió rescatar con vida a 30 personas del local, que han recibido inmediatamente atención médica in situ. Se desconoce el estado exacto de los heridos, de diversa consideración.