La margarita y el clavel, flores 'estrella' en Valladolid el Día de Todos los Santos

Las margaritas serán uno de los grandes recursos para esta festividad de Todos los Santos. TRIBUNA

Diferentes floristerías vallisoletanas aseguran que los ciudadanos que acuden a comprar se gastan unos cuarenta euros de media en flores durante esta festividad

Llevar flores al cementerio el 1 de Noviembre es una de las costumbres más arraigadas del Día de Todos los Santos. Varias floristerías de Valladolid han aportado sus previsiones para estos días en comparación con el beneficio obtenido años anteriores. Floristería La Jara, Mary Floristas o Floristería Carmen Gimeno coinciden en que las ventas de este puente rondarán entre los cuarenta o cuarenta y cinco euros por cliente, según ha consultado Tribuna.  

 

La Floristería La Jara, situada en el centro de la ciudad, asegura que "la compra de flores en estos días es una costumbre que se está perdiendo y cada año van bajando más las ventas".

 

Sin embargo, Mary Floristas, junto con la Floristería Carmen Gimeno preven las mismas ventas que el año pasado aunque "las previsiones climatológicas negativas también influyen en la compra de flores y en la asistencia a los cementerios de la ciudad". La Floristería Carmen Gimeno, por su nueva ubicación en frente del cementerio de Las Contiendas, espera mayor demanda que otros años.

 

Todas estas floristerías coinciden en que el cliente habitual estos días suele ser de mediana edad y sobre todo de gente mayor porque son ellos los que acuden a los cementerios durante estos días. Las tres floristerias destacan la escasa demanda de flores por parte de los jóvenes en estos días tan señalados.  

 

El clavel, la margarita o las flores variadas y naturales son las protagonistas de los centros florales que más se venden. La Floristería Carmen Gimeno asegura que los crisantemos, las rosas o centros de anthurium también tienen aceptación en este tipo de ocasiones. Durante estos días, se verá si estas previsiones de las distintas floristerías de la ciudad se cumplen o si, por el contrario, las costumbres del Día de Todos los Santos están cambiando.