La 'Marcha Blanca' llega a Valladolid y la consejera le muestra su "apoyo incondicional"

Milagros Marcos ha reclamado una intervención pública europea "con carácter urgente" y medidas estructurales para garantizar la estabilidad de la cadena de valor del sector lácteo.

La consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, Milagros Marcos, ha expresado el apoyo "absoluto e incondicional" de la Junta al sector lácteo tras recibir a la 'Marcha Blanca', que ha llegado a Valladolid con la participación de unas 250 personas, no sólo de Castilla y León, sino también llegados de Cantabria.

 

Marcos, quien se ha vestido con la camiseta con la que van ataviados los integrantes de esta Marcha, en la que se puede leer "Nuestro futuro es la leche", ha manifestado el apoyo del Gobierno autonómico al sector y sus problemas, aunque los ha circunscrito al ámbito europeo, donde considera que se deben solucionar.

 

Así, ante los integrantes de la Marcha -que en su quinta etapa ha ido de Villanubla a la capital vallisoletana- encabezados por los principales líderes de Asaja, UCCL, UGAL-UPA y la Organización de Productores de Leche, la titular de Agricultura y Ganadería ha asegurado que por ser un problema de ámbito internacional se apoya "decididamente" al Ministerio del ramo para que se logre que el Consejo de Ministros de la Unión Europea acuerde que pueda haber unos precios mínimos con intervención pública y acepte la retirada de los excedentes de leche, que provocan una bajada de precios.

 

En esta línea, Milagros Marcos ha reclamado una intervención pública europea "con carácter urgente" y medidas estructurales para garantizar la estabilidad de la cadena de valor, de manera que tanto ganaderos, distribución e industria puedan ganar con su actividad, no haya posiciones dominantes y en el futuro no vuelvan a surgir problemas como estos.

 

Para ello ha apelado a tomar medidas en el ámbito europeo, nacional y en el autonómico y ha incidido en que la Junta, en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) para el próximo periodo 2014-2020 cuenta con medidas para apoyar al sector lácteo, para avanzar en su estabilidad y los contratos que se firman, promover el asociacionismo para que los productos tengan una posición más fuerte o un seguro de estabilización de rentas en explotaciones, con el que sólo contará Castilla y León en España.

 

Aún así, se ha comprometido a seguir trabajando con la industria y los productores en la búsqueda de una estabilidad y un equilibrio y ha recordado que mantiene contacto con todas las partes y se cuenta con un instrumento de diálogo como la Mesa del Vacuno de Leche y ha reiterado que se lleva a cabo esta labor con un "orden lógico" y "razonable" para elaborar medias estructurales, la estabilidad de los precios para los ganaderos, pero también para potenciar el consumo de leche del país y de Castilla y León.

 

Así, el secretario regional de Asaja, Donaciano Dujo, ha pedido el apoyo a la Consejería porque los ganaderos pierden 100 euros al día "por trabajar" y ha calificado de "vergonzoso" que se arruinen "trabajando".

 

NO SÓLO "PARCHES"

 

Por esta razón, aunque ha dado la "bienvenida" a todas las medidas que se tomen en favor del sector, ha señalado dos necesarias y "esenciales" para que se solucione su situación, que pasan por garantizar la recogida de la leche por parte de la industria y que se pague el litro a entre 31 y 34 céntimos, "por encima de los costes de producción". De lo contrario, ha añadido, el resto de medidas serán un "parche" que no solucionen la situación.

 

Dujo ha recordado que el objetivo es llegar a Madrid y presentar al Gobierno un problema de Castilla y León y de España y lograr "la misma sensibilidad" de la ministra Isabel García Tejerina que de la consejera castellanoleonesa. "No se puede permitir arruinar a los ganaderos españoles y hacer ricos a los franceses", ha aseverado.

 

Por su parte, el coordinador regional de UCCL, Jesús Manuel González Palacín, ha reiterado la petición a la ministra para que "haga los deberes" y no se comporte "como una funcionaria más".

 

El responsable de UCCL ha reivindicado una "gran mesa" de negociación en la que se sienten productores, distribución e industria para que nadie pierda en la cadena de valor, al igual que se ha hecho en Francia y ha pedido que si la ministra no se siente "capaz" deje hacerlo al presidente del Gobierno, igual que hicieron los franceses.

Noticias relacionadas