La madre de las niñas asesinadas en Asturias pidió una orden de protección en 2013, pero no le fue concedida

La madre de las dos niñas asesinadas en San Juan de la Arena, en el municipio asturiano de Soto del Barco, pidió en 2013 una orden de protección contra su pareja. Sin embargo, el juzgado no se la concedió.

El hecho ha sido confirmado, a preguntas de los periodistas por el portavoz del Gobierno asturiano, Guillermo Martínez, en una rueda de prensa ofrecida en Oviedo.

El trágico suceso que mantiene conmocionada a la opinión pública asturiana se produjo este viernes. El padre de las niñas, J.I.B.K, las habría matado para, posteriormente, suicidarse arrojándose por el viaducto de la Concha de Artedo. El hombre se había separado de su pareja. De hecho estuvo viviendo un tiempo en Bilbao y recientemente había vuelto a Asturias. Las niñas tenían siete y nueve años respectivamente.

Según información la Guardia Civil, sus padres estaban separados y el hombre tenía el régimen de visitas de las menores. Según los primeros datos recabados en el lugar, ese mismo jueves debía entregar a las menores a su madre.

Este viernes, tras expresar la "repulsa" y la "consternación" por el asesinato de las pequeñas, el portavoz del Gobierno asturiano ha revelado que la madre había presentado una denuncia por maltrato en 2013 y que había pedido esa orden de protección que le negó el juzgado.

Martínez no ha querido entrar en más detalles acerca del tipo de maltrato o si la pareja había vuelto a convivir desde entonces o no. Ha querido trasladar las condolencias a la familia y ha dicho que se ponen a disposición de lo que necesiten.

Preguntado por la caída de las órdenes de protección adoptadas en Asturias a partir de denuncias por violencia de género, tal y como denunció públicamente hace tan sólo tres días la directora del Instituto Asturiano de la Mujer, Carmen Sanjurjo, Guillermo Martínez no ha querido entrar en polémicas y ha dicho que hoy no es el día en entrar en realizar reproches a las administraciones, pero sí de pedirles un "compromiso" hacia la ley contra la violencia de género.

Sanjurjo calificó de "alarmante" la caída de las órdenes de protección y realizó un llamamiento a los abogados del turno de oficio que tramitan las denuncias para que cursen también las comparecencias de las órdenes de protección.

Noticias relacionadas