Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

La Lonja de Salamanca vive un momento 'histórico': acuerdo sin precedentes en el ovino

La mesa de ovino, de acuerdo casi por primera vez (Foto: Chema Díez)

Los compradores avalaron la visión del mercado de los ganaderos con una tendencia al alza del mercado y unos precios que tienden al alza, al menos en la actualidad.

 

 

EL PORCINO BLANCO SE DISPARA POR LA 'DIARREA'

 

La mesa de porcino tuvo en esta ocasión, mucho más que contar en el porcino blanco que en el ibérico por los problemas sanitarios del primero. Así, y según comentó en la mesa el industrial Gregorio Sánchez, los problemas "de diarrea en este sector en países como EEUU, Canadá o México han provocado que la Unión Europea sea la encargada de surtir a estos países y el precio se dispare. Enfermedad está dejando la mayoría de las explotaciones sin animales".

 

Así, para los cerdos selecto, graso y normal se fijó un aumento de 0,05 euros del precio actual, por los 0,02 euros para las cerdas, con una repetición para lechones y tostones.

 

En el caso del ibérico, sigue la misma estabilidad de semanas pasadas, con una repetición para el recebo, el cebo de campo y el cebo, igual que las reproductoras, mientras que los lechones siguen al alza con una subida de 0,02 euros y los tostones grandes, con un euro más que el precio actual.

La Lonja Provincial de Salamanca ha vivido un momento casi histórico este 7 de abril del año 2014: el acuerdo unánime en la mesa de ovino para reflejar una tendencia alcista del sector y demandar una petición de subida por parte de ambos sectores. Y es que, la mala costumbre de que los compradores siempre piensan igual que los ganaderos se ha dado una tregua, al menos durante esta semana.

 

De este modo, ambos componentes del sector han destacado un mayor movimiento del mercado con unas ventas alcistas y un precio que se mueve en niveles superiores a los que marca la Lonja y con unas previsiones quizá mejores gracias a la llegada de la Semana Santa.

 

Así, los productores solicitaron subidas de entre 0,30 y 0,35 euros para todas las categorías de lechazos, mientras que los compradores hicieron lo propio pero con peticiones de entre 0,15 y 0,20 euros, para una decisión final del presidente de 0,25 euros. Algo parecido ocurrió con los corderos, que cotizaron 0,15 euros al alza pese a que algunos ganaderos no se mostraron muy conformes con que todas las categorías subiesen en la misma proporción.

 

EL CEREAL PISA EL FRENO

 

Por su parte, la mesa de cereales echó el freno alentado por los compradores que destacaron que el mercado se había parado y la tendencia alcista de semanas pasadas ya no era tal por el parón de los movimientos internacionales. Por ello, demandaron una repetición de los precios salvo en el maíz donde apuntaron una leve tendencia hacia arriba.

 

Los agricultores, por contra, hicieron hincapié en un mercado que seguía alegre con operaciones a unos precios más elevados de lo que marca la Lonja y por ello solicitaron subidas de entre dos y tres euros para todos los cultivos.

 

Finalmente, el presidente de la mesa optó por una repetición del trigo panificable, la cebada, la avena, el centeno y garbanzos y lentejas, por una subida de un euro para el trigo para pienso y dos para el maíz. La paja disminuyó su valor 2 euros.

 

MERCADO CON MUCHO GANADO Y ESTABILIDAD

 

Por otro lado, el recinto contó con la presencia de 1.350 animales de una calidad y peso desiguales, pero con buen volumen de ventas, también en el campo, y unos precios que se ajustan a la Lonja, según los tratantes y que están por debajo de la realidad, según algunos ganaderos.


Así las cosas, los productores demandaron entre repetición y subida de 0,03 euros de los machos, mientras que los compradores optaron por mantener los precios, decisión final que tomó el presidente de la mesa.

 

En el caso del vacuno de carne, la pesadez del mercado y la escasez de ventas provocaron una tendencia a la baja de machos y de hembras que se reflejó en esta jornada, con un descenso de 0,03 euros para ambas categorías y con una visión de cara al futuro no muy optimista.