La Lonja de Salamanca cierra 2014... 'congelada'

La mesa de ovino fue la única de la Lonja que movió sus precios; en este caso, a la baja (Foto: Chema Díez)

Vacuno de vida y carne, cereales y porcino mantuvieron sus precios a la espera de un 2015 que puede o no cambiar el rumbo del campo salmantino. Solo el ovino modificó sus precios a la baja.

 

(Foto: Chema Díez)

 

EL RECINTO, CON 1.004 ANIMALES

 

La última jornada del Mercado de Ganado del año 2014 se cerró con 1.004 cabezas, nivel muy inferior al de meses pasados, pero por encima de lo esperado en unas fechas festivas como las actuales.

 

No en vano, la mesa de vacuno de vida coincidió en señalar una repetición de los precios para machos y para hembras que fue la decisión final por la que optó el presidente de la misma.

La Lonja de Salamanca ha celebrado la última sesión del año 2014, despidiendo este ejercicio 'congelada'. Y ha sido así porque las mesas de vacuno de vida y carne, de cereales y de porcino se han mantenido estables y han repetido el precio de todas sus categorías.

 

Solo se modificó el valor de los lechazos (a la baja) por el menor volumen de ventas pese a que no se ejecutó en la proporción que demandaban los compradores.

 

De este modo, el recinto ferial vivió una de las sesiones más cortas de este 2014, con una repetición para el vacuno de carne por la fortaleza de los precios y porque el mercado así lo demandaba, situación similar que el cereal, con agricultores y compardores de acuerdo en esperar a la tendencia del año 2015 para mover los precios de los cultivos.

 

Por su parte, la mesa de porcino, rápida y sin debate, optó por una repetición del blanco y del ibérico, sin más dilación en una sesión que apenas duró un minuto, que fue el tiempo en el que se decidió mantener el precio para todo el sector.

 

EL OVINO, A LA BAJA

 

Por última, la mesa de ovino fue la única que vio modificados sus precios, con una bajada para los lechazos. No en vano, pese a que ganaderos y compradores estaban de acuerdo en la bajada, no lo estaban ni en la cifra ni en los motivos.

 

Así, los productores apelaron a que en este momento se venden menos animales y quizá a un precio menor, pero solo pidieron 0,10 euros de bajada "para señalar la tendencia". Por su parte, los compradores, se desmarcaron con bajadas de entre 0,30 y 0,50 euros, para una decisión final de 0,15 euros menos para los lechazos, con una repetición para los corderos.

 

La última sesión de la Lonja de Salamanca en este 2014 fue rápida y 'congelada'... 2015 dictará nuevas tendencias... o no.