La lista de espera va 'por barrios': de los 29 días de Palencia a los 135 de Ponferrada

Hospital Río Hortega

Sanidad constata una desigualdad importante en los datos de las listas de espera: la demora se multiplica por cuatro según el centro asistencial que corresponda la paciente.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha abordado este lunes los datos de demora global, sobre lo cual ha advertido los problemas comparativos que supone que "no todas las comunidades autónomas los presentan", como es el caso de Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha o Murcia. En cualquier caso, sí ha aclarado que Castilla y León se encuentra mejor que algunas como Cataluña, Canarias, Extremadura, Baleares, Cantabria o Navarra, pero peor que otras como País Vasco, La Rioja, Galicia o Madrid. Por otro lado, ha defendido que la situación media "también es mejor" en el caso de las consultas externas.

 

Castilla y León cuenta actualmente con 33.212 pacientes en lista de espera quirúrgica con una demora media de 85 días, según los datos aportados por el consejero. Por centros, los mejores datos los presentan el Complejo Asistencial de Palencia, con 29 días de media; el de Soria, con 34; el Hospital Comarcal de Medina del Campo (Valladolid), con 39; el Complejo de Zamora, con 55, y el de León, con 59.

 

En una situación peor, pero "aceptable", a su juicio, se sitúan el Complejo Asistencial de Segovia, con una demora media de 66 días; el de Ávila, con 66; el Hospital Apóstol Santiago de Miranda de Ebro (Burgos), con 68; el Santos Reyes de Aranda de Duero (Burgos), con 72; el Río Hortega de Valladolid, con 81, y el Clínico de esta misma ciudad, con 84. En cambio, Sáez Aguado ha tachado de "preocupante" los 119 días de demora del Complejo Asistencial de Salamanca o los 135 del Hospital del Bierzo en Ponferrada (León).

 

En su comparecencia, el consejero de Sanidad ha aprovechado para detallar el Plan Perycles, presentado el pasado 15 de abril, con el que espera reducir la lista de espera quirúrgica en un 32 por ciento, y la demora media en un 23, lo que supondría recortar en 10.712 el número de aquellos que se hallan pendientes de intervención y llegar a 65 días de demora.

 

 

MEJORA PROGRESIVA

 

El consejero ha defendido en las Cortes la "mejora comparativa" de los datos de demora quirúrgica en Castilla y León respecto al conjunto de las Comunidades Autónomas, a pesar incluso de que en los últimos cuatro años el número de conciertos para la derivación de intervenciones a centros privados a caído del 6,5 al 3,6 por ciento.

 

Así lo ha señalado Sáez Aguado durante su comparecencia en las Comisión de Sanidad de la Cámara autonómica, donde ha recordado que, si bien la reducción de autoconcertaciones y de conciertos con centros privados en 2012 supuso un repunte de las listas de espera quirúrgica, el incremento de la jornada de los profesionales del Sistema Regional de Salud (Sacyl) ha permitido absorber 23.000 intervenciones que antes se realizaban mediante este sistema.

 

En este sentido, junto a la pérdida de peso porcentual de los conciertos con centros privados, el consejero ha destacado el caso de la autoconcertación, también conocidas como peonadas, que ha pasado de representar un once por ciento en 2011, a llegar a cero en 2015. Por lo que se refiere a la situación de Castilla y León, aunque ha admitido que no supone "ningún consuelo", Sáez Aguado ha insistido en que la demora media quirúrgica es "siempre inferior" al conjunto de las comunidades autónomas, con 80 días frente a 89.

 

En el caso de la tasa de pacientes en situación de demora por cada mil habitantes, la cifra es "prácticamente similar" a la de la media española, un 12,2 en la Comunidad frente a un 12,3, mientras que en lo referente a pacientes que acumulan una demora superior a los 180 días, la tasa en Castilla y León es del 8,8 por ciento, por debajo del 11 por ciento nacional.

 

Por especialidades, el consejero ha recordado que Castilla y León se encuentra mejor que la media en once de ellas, con especial importancia en el caso de la traumatología o la cirugía digestiva, si bien en otras tres entre las que se encuentra la maxilofacial, los registros son peores que en el conjunto de España, situación sobre la que ha apostado por "estudiar" las causas para corregirlas.