La lista de espera sube y se coloca por encima de 32.000 pacientes arrastrada por Salamanca

Las listas de espera mejoran en casi todos los hospitales, pero la cifra global aumenta lastrada por los de Salamanca y Bierzo.

Los datos de lista de espera quirúrgica en el segundo trimestre de este año han mejorado en once de los catorce hospitales de la Comunidad respecto al primer trimestre de 2016 y el tiempo de espera medio para una intervención quirúrgica es de 90 días, aunque en el caso de El Bierzo la espera es de 162 días y en el Complejo Asistencia de Salamanca de 126, según los datos del Portal de Salud de Sacyl.

 

Además, por prioridades clínicas, el 98,8 por ciento de las intervenciones recogidas como prioridad 1 (pacientes cuyo tratamiento quirúrgico, siendo programable, no admite una demora superior a 30 días) se ha realizado en un plazo inferior a 30 días y de los 914 casos tan sólo han superado el mes de espera once pacientes.

 

Por otro lado, la subida global del número de pacientes en lista de espera, que a 30 de junio era de 32.467 pacientes, y de la demora media, 90 días, se ha concentrado en un número limitado de especialidades en dos hospitales, el de El Bierzo y Hospital Clínico de Salamanca que son los únicos en los que aumenta la lista de espera, en contra de la tendencia, una situación preocupante para estos centros asistenciales.

 

En el resto de los hospitales de la Comunidad el tiempo medio de espera para una intervención es de 51 días en el Complejo Asistencia de Ávila; 61 en el de León; 27 días en el de Palencia; 126 en el de Salamanca; 65 días en el de Segovia; 32 en el de Soria; 51 días en el de Zamora; 79 en el Universitario de Burgos; 75 en el Clínico de Valladolid; 36 días en el de Medina del Campo; 162 en el de El Bierzo; 63 en el Santiago Apóstol de Aranda; 61 en el Santos Reyes de Miranda; y 77 en el Río Hortega de Valladolid.

 

Por ello, el Gobierno regional considera que uno de los aspectos en los que hay que "profundizar y seguir trabajando" es en la gran variabilidad entre centros hospitalarios y entre los distintos servicios de los propios hospitales y que se manifiesta en la diferencia de la estancia media preoperatoria, en los porcentajes de cirugía mayor ambulatoria o en el número de intervenciones que se indican para una misma patología.

 

Establecer criterios homogéneos y fomentar consensos y protocolos para la inclusión en la lista de espera quirúrgica son también uno de los aspectos primordiales en los que se trabaja desde el arranque de Perycles el pasado mes de mayo.

 

A pesar de ese ascenso en cifras globales, el Gobierno regional ha querido destacar "la mejoría" desde comienzos de año en el índice de entradas y salidas, que es de 0,92, es decir, sale más gente de la lista de espera de la que entra. Asimismo, también mejora el número de personas por cada 1.000 habitantes que se encuentran en lista de espera quirúrgica, pasando de 17,68 en enero de 2016 a 16,32 en el mes de junio.

 

La actividad quirúrgica programada con medios propios ha aumentado de forma considerable, y ha pasado de 9.819 intervenciones en enero a 13.250 en el mes de mayo del presente año. El Plan Estratégico Perycles apuesta por mejorar las listas de espera y demoras con medios propios a través, no solo del incremento de la actividad, sino de la mejora en la gestión de la demanda.

 

También es importante recalcar que se han estabilizado las suspensiones de intervenciones quirúrgicas, que se mantienen en un 3,6 por ciento desde hace un año, "un dato positivo que pone de manifiesto la adecuación de los procedimientos y la oportuna inclusión en cada una de las prioridades clínicas", ha asegurado desde la Junta.