La liquidación de Banco Ceiss costaría unos 1.000 millones de euros al erario público

(Foto: I. C.)

Así lo asegura el subgobernador del BE y presidente del FROB, Fernando Restoy. Ha defendido, además, que la integración con Unicaja será "beneficiosa" para el sistema financiero español.

El subgobernador del Banco de España y presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Fernando Restoy, ha cifrado en unos 1.000 millones de euros el coste que tendría para las arcas públicas la resolución del Banco Ceiss, y ha defendido que la integración de esta entidad en Unicaja será "beneficiosa para todo el sistema financiero" español.

  

Durante su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso, Restoy ha señalado que la operación para que Unicaja adquiera una "participación de control" en Ceiss ha vivido un "avance sustancial en las últimas semanas", después de que el FROB aceptara ofrecer garantías adicionales para cubrir la posible litigiosidad (por arbitrajes o por vía judicial) de los titulares de productos híbridos que no acepten los canjes ofrecidos por la entidad andaluza.

  

Y es que negarse a esa opción habría conllevado la resolución de Ceiss, que supondría convertir 604 millones de euros de obligaciones necesariamente convertibles, retribuidas por encima del 8%, que fueron suscritas por el FROB como apoyo financiero, además de cubrir con "nuevas aportaciones de capital" los mínimos regulatorios que se exigirán en los próximos test de estrés.

  

"No aceptar las garantías solicitadas no lograría evitar que el FROB hiciera frente a contingencias al hacerse cargo de Ceiss, además de exponerse al riesgo de perder total o parcialmente el capital invertido en un eventual proceso competitivo. El coste suplementario para el FROB de resolverse esta entidad si no prosperara la operación con Unicaja estaría próximo a los 1.000 millones, según el informe de un experto independiente", ha insistido.

 

COSTE MÁXIMO DE 241 MILLONES

  

Así, el resarcimiento de los titulares de las obligaciones necesarias y contingentemente convertibles que no aceptaron la oferta de Unicaja quedará cubierto al 71%, hasta un "coste adicional máximo" de 241 millones de euros, por el FROB, mientras que el 29% restante correrán a cargo de Ceiss.

  

No obstante, para poder formalizar este acuerdo es necesario modificar el plan de resolución de Ceiss acordado con Bruselas, si bien las negociaciones con la Comisión Europea (CE) sobre este asunto están "en fase avanzada".

  

"Una vez se obtenga la autorización se podrán canjear los títulos para que Unicaja controle Ceiss. Está previsto que el proceso finalice en las próximas semanas y, en todo caso, antes del 31 de marzo. Esto permitirá la culminación de una operación que beneficia al conjunto del sistema financiero e implica un ahorro cuantioso de recursos públicos", ha reiterado el subgobernador del Banco de España.

 

OFERTA DE UNICAJA

 

La oferta de Unicaja para quedarse con Ceiss, hecha efectiva el pasado mes de noviembre, consistía en canjear las acciones de Ceiss en manos de inversores mayoristas por acciones de Unicaja, y canjear los instrumentos convertibles en acciones de Ceiss en manos de los minoristas por una "cesta de instrumentos convertibles en acciones" de la entidad andaluza. "La oferta se apoyaba en dos informes independientes que decían que el valor de los títulos de Unicaja era superior al valor de mercado de Ceiss, con prima media del 46%", ha recordado Restoy.

  

No obstante, Unicaja impuso la condición "no renunciable" de que los minoristas titulares de al menos el 75% de las acciones de Ceiss aceptaran el canje, y otra condición susceptible de ser modificada de alcanzar el acuerdo con los titulares de al menos 75% del nominal de acciones y bonos convertibles. Además, los inversores que no aceptaran este canje, también debían comprometerse a renunciar a presentar reclamaciones contra Ceiss o Unicaja por la comercialización de los productos híbridos.

  

"En estas condiciones, el éxito de la oferta hubiera impedido a los minoristas que no aceptaran el canje resarcirse de eventuales defectos en la comercialización de las preferentes y de la deuda subordinada. Por eso, en noviembre el FROB aprobó un mecanismo para que un experto independiente revisara la comercialización por Ceiss de estos productos siempre que lo solicitaran sus titulares", ha explicado Restoy.

 

COMPENSACIÓN PARA PREFERENTISTAS

  

De este modo, los inversores acogidos a este mecanismos y a los que se dé la razón serán "compensados en efectivo por el FROB por un montante equivalente a su inversión inicial, descontados el valor de los instrumentos de Unicaja recibidos en el canje y el diferencial de los intereses cobrados".

  

Por su parte, los preferentistas que aceptaran el canje de Unicaja y no tuvieran un resultado positivo en la revisión de la comercialización podrán acogerse a un "mecanismo de acompañamiento" puesto en marcha por la entidad andaluza para compensarles en efectivo con el 17,5% de media del nominal invertido más el valor de los títulos canjeados.

  

"La revisión no sólo ofrece a los minoristas de Ceiss una protección similar a la de otras entidades en resolución, sino que además ha permitido reducir los obstáculos para consumar una operación corporativa que conlleva beneficios apreciables tanto para las entidades involucradas como para el patrimonio público", ha reiterado Restoy.

  

Así, el pasado 21 de enero acabó el plazo para aceptar la oferta, con una aceptación del 99,16% entre los mayoristas y del 60,66% entre los minoristas. El no haberse alcanzado el 75% exigido por Unicaja para seguir adelante con la operación es lo que ha motivado la petición de garantías adicionales al FROB, que éste ha concedido para no frustrar la integración.