La limpieza de la calzada en la Nacional 601 no evita un nuevo accidente en las curvas de Coruñeses

Se han registrado ocho salidas de la vía entre los kilómetros 226 a 231 en el término municipal de Medina de Rioseco en los dos últimos días. Algunas fuentes apuntan a suciedad acumulada que ha reaccionado con la lluvia formando una película deslizante.

Las curvas de Coruñeses en la Nacional 601, muy cerca de Medina de Rioseco, se han convertido en una auténtica pista de patinaje y en una verdadera trampa para los conductores. Esta misma tarde se cobraban un nuevo accidente en el, que de nuevo, no ha tenido que lamentarse daños personales. Un vehículo perdía el control en la última curva (sentido Valladolid), justo en la parte más alta de la subida.

 

Según los datos que maneja este periódico desde la mañana del domingo a la tarde del martes, en los cinco kilómetros de entrada a Medina de Rioseco, se han producido un total de ocho colisiones y salidas de vía.

 

La llamada de alerta efectuada muchos ciudadanos, que han aprovechado la fuerza de las Redes Sociales, han hecho que las autoridades se hayan puesto manos a la obra para intentar esclarecer los hechos. La justificación de un ascenso de la capa freática a la calzada lo que originaría una superficie resbaladiza no ha sido demasiado creíble. Ahora se buscan nuevas hipótesis.

 

Por el momento, se ha reducido la velocidad en 20 Km/h en toda la zona (entre los kilómetros 231-226, es decir desde Coruñeses hasta la propia localidad riosecana). Se ha establecido señalización de la peligrosidad del tramo por parte de la Guardia Civil y esta mañana operarios del servicio de conservación de carreteras limpiaban la zona.

 

Según ha podido saber este diario se ha utilizando agua a presión y salmuera para intentar limpiar la superficie. No obstante, desde subdelegación del Gobierno se insiste en que no se ha encontrado ningún elemento deslizante, achacable a un derrame de aceite o de otro material. Fuentes de la subdelegación informaban a este periódico que se están estudiando las posibles causas de la peligrosidad de la vía, aunque el primer paso que se ha dado es limitar la velocidad y señalizar el tramo para evitar más siniestros.

 

UNA POSIBLE CAUSA


Este periódico ha tenido contacto con personal especializado en la conservación de las carreteras quienes han dado su versión de lo ocurrido en las últimas horas. Creen que todos los restos de suciedad acumulados en la vía –grasas, aceite, gasolina, restos de neumático...- han aflorado con las últimas lluvias “ya que antes había llovido relativamente poco”, explican.

 

“Esto ha provocado que se haya formado una fina película muy resbaladiza”, que es la que está provocando que los vehículos pierdan el control. No obstante, también aseguran que muchos de los accidentes se han producido por un exceso de velocidad, que sumado a lo deslizante de la calzada tienen como resultado un accidente seguro.

Noticias relacionadas