La Liga accede a varias peticiones de la AFE, pero rechaza modificar el porcentaje de los derechos

Tebas y Rubiales para desbloquear la huelga del fútbol

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) accederá a varias de las peticiones solicitadas por la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) para impedir que se celebre la huelga se negó a modificar el porcentaje establecido para el reparto de los derechos de televisión.

La LFP ofreció una oferta "clara y generosa", según explicaron este martes tras el acto de conciliación celebrado en Madrid, al que no acudió Ángel María Villar, presidente y representante de la tercera parte afectada: la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). En cualquier caso, la Liga especificó sus propuestas a través de un comunicado con el objetivo de tumbar la huelga.

En todas ellas estuvo de acuerdo, por lo menos, a ceder parcialmente, salvo en el tema del reparto de los ingresos en función del porcentaje fijado 90 para Primera División y 10 para Segunda. Cifras que para la AFE son insuficienes en comparación con Francia (80-20) o Alemania (79-21). La LFP, sin embargo, considera que la distribución ya ha sido aceptada "de forma unánime" por los clubes de Segunda División, que son los que menos reciben.

"La valoración del sistema de reparto de otros ingresos por la Liga considera que los retornos económicos que reciben sean porcentualmente similar al del resto de Europa. No tiene sentido que un reparto, que acepta la totalidad de los clubes, deba modificarse", explicó la LFP, que sí muestra su voluntad a que todas las normas de control económico sean refrendadas de forma estatutaria.

Es decir, la LFP acepta que la AFE y la junta directiva del Consejo Superior de Deportes (CSD) puedan someter sus cuentas al contol de los órganos judiciales de lo contencioso administrativo. De hecho, espetó a la asociación presidida por Luis Rubiales a que designe cuando desee un "experto en el comité del control económico".

Además, Tebas reconoció que la Liga no tiene "ningún inconveniente" en pactar otras garantías como las "salariales a través de la Ley, para garantizar que los futbolistas no sufran retrasos en los pagos. La Liga accede a pacatar este tipo de garantía "en una ampliación del convenio", aunque recordó que los jugadores tienen "plenamente garantizados" sus salarios con el actual convenio colectivo.

Por su parte, la LFP también está "dispuesta a constituir" un Fondo Mutual para colaborar económicamente en el mismo, "por la vía del convenio colectivo, dando participación a la RFEF, a los propios jugadores y a otros colectivos como el de los árbitros", añadió la patronal.

Por último, en relación al aumento de la cantidad asignada a las categorías de fútbol nacional no profesionales (2ªB y 3ª), la Liga dijo que "estudiará la posibilidad" de aumentar el 0,5% asigado. "No sólo lo intentará en el marco de la regulación colectiva, sino en el del convenio de coordinación con la RFEF, que es la institución competente en la organización de estos campeonatos".