La Ley Electoral que plantea Rajoy enfrenta a los tres grupos políticos del Ayuntamiento de Valladolid

Los refugiados sirios que llegaron a Valladolid llevan desaparecidos desde el 28 de marzo. TRIBUNA

El Partido Popular está trabajando para presentar en septiembre una propuesta en la cual se cambiaría la Ley Electoral de 1985, dentro de un plan de regeneración democrática, que podría afectar a las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2015. En el Ayuntamiento de Valladolid ya hay discrepancias.

El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy ha confirmado a lo largo del pasado mes de julio su decisión de llevar al Congreso de los Diputados en septiembre una propuesta de regeneracionismo democrático que obligaría a modificar la Ley Electoral de 1985.

 

Esta propuesta consiste en que la lista más votada se haga de forma directa con la alcaldía. Mientras hasta ahora el sistema de elección electoral se regula en bases a la Ley D´Hont, sistema por el cual los cargos electos son elegidos tras ordenar una división de cocientes de mayor a menor número y asignando a cada uno un escaño, ahora se persigue otorgar la mayoría directamente al partido que supere el 40 por ciento de los votos siempre que saque una ventaja clara en la segunda vuelta. Se enfrentarían, de tal forma, los votos frente a los escaños.

 

Así, el partido que supere dicho 40 por ciento de los votos de forma individual, y no por coaliciones, siendo el partido más votado se haría directamente con las alcaldías. Gobernaría el candidato más votado, es lo que se ha conocido como elección directa de alcaldes. Se trata de una mayoría a la formación que supere la barrera de ese 40% de los votos. Actualmente, con la norma que aplica la Ley D’Hont y debido a un voto más fragmentado en la izquierda, se producen acuerdos o coaliciones que han quitado la alcaldía a otros partidos en varios municipios.

 

¿Pero qué opinan los grupos municipales en Valladolid?

 

GRUPO MUNICIPAL DE IZQUIERDA UNIDA

 

El portavoz de IU Valladolid, Manuel Saravia, ha manifestado su rechazo a esta medida por considerarla “antidemocrática” ya que “limita” la participación de todos. Además, Saravia ha declarado que “las mayorías absolutas no son buenas, está demostrado, preferimos la toma de decisiones en un ambiente de debate y de propuestas de todos”.

 

El portavoz de IU ha explicado que el PP en Valladolid “de 2007 a 2011 ha perdido votos debido a una fuerte abstención” en las pasadas elecciones municipales, además a nivel general “en las europeas tampoco han tenido los resultados esperados” y buscan “un beneficio” con esta medida que “está por ver si les beneficiará porque la tendencia de voto está cambiando”, ha asegurado Saravia “ante un mapa de voto” modificado por la aparición de grupos políticos como Podemos, que apareció para las europeas y sorprendió con 1.245.948 votos, ocupando la cuarta posición después de PP, PSOE e Izquierda Plural.

 

Las medidas de este partido ante la relatada propuesta “serán debatir con otros grupos políticos la situación y hablar en el programa 'Valladolid toma la palabra', para sobre todo “ordenar la información para la disposición ciudadana”. Porque según han destacado los datos oficiales de esta medida aún no son “oficiales y hay una falta de información”.

 

Finalmente, Saravia ha apuntado ante un cambio de la Ley Electoral que “nunca se ha cambiado la ley electoral con una mayoría absoluta”, por lo que ha abogo por el consenso, “porque si no sería un muy mal uso del poder parlamentario”.

 

GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA

 

Por su parte, el Secretario General del PSOE en Valladolid, Javier Izquierdo ha destacado que “su único objetivo es modificar a su favor la ley electoral” puesto que “quieren mantener alcaldías con el PP a la cabeza, y no perderlas”.

 

“Llevamos treinta años con ley electoral sin tocar, sería una 'cacicada' que con mayoría absoluta lo harían para un beneficio particular”, ha señalado Izquierdo, quién piensa que actualmente “hay más representación y el voto del PP está solo frente a los demás grupos, que en conjunto suman más que el propio PP en las alcaldías”, ha explicado el socialista.

 

Izquierdo ha denunciado que “hay declaraciones de Mariano Rajoy en sus comienzos diciendo que solo utilizaría las mayorías absolutas para modificar el tema de los impuestos, no para cambiar la ley electoral”. Por lo que ha expresado que “se trata de otro fraude otra mentira más de Rajoy. La regeneración democrática está en la forma, en los hechos, no en el cambio de las reglas del juego”, ha puntualizado.

 

Por lo tanto, PSOE Valladolid ha mostrado su “radical rechazo a esta medida porque no es el momento, ni es necesario, se trata de caciquismo”, ha revelado Izquierdo, que a su vez ha propuesto la metafórica teoría de que “es como si alguien con una barita mágica quisiera poner la mitad de un campo de fútbol cuesta arriba de tal forma que uno de los equipos no podría llegar nunca a la portería”.

 

GRUPO MUNICIPAL DEL PARTIDO POPULAR

 

Aunque el grupo, en un principio, declinaba realizar declaraciones “porque nos remitimos a las realizadas por el partido” a nivel nacional, finalmente el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, manifestó su opinión en los micrófonos de Onda Cero Radio. "Vengo defendiendo desde hace tiempo que debe gobernar un municipio la lista más votada, porque la suma de concejales de varios minipartidos negociando en un despacho la alcaldía, me parece sencillamente indecente". 

 

 

El PP, como han recogido los medios nacionales, defenderá la elección directa de los alcaldes en todos los Ayuntamientos en una moción de apoyo para llevar a cabo una reforma legal.

 

El texto de la moción que se presentará en septiembre defiende que “la elección directa del alcalde se funda en la búsqueda de una mejor gobernabilidad, de una mayor identificación del alcalde con los electores y de un reforzamiento del Ayuntamiento como institución destinada a proporcionar servicios a los ciudadanos”.

 

León de la Riva insistía en la necesidad de este cambio y puso como ejemplo una situación que le tocó vivir a él mismo en su primera compararencia electoral en el año 91. "Tenemos casos en la provincia de Valladolid, como el de Medina del Campo es este mandato, y yo lo viví en primer persona en 1991, cuando gané las elecciones a Tomás Rodríguez Bolaños pero la suma PSOE, IU y CDS me impidió gobernarMe parece fundamental que el partido más votado tenga un respaldo del 40 por ciento, como parece ser que contempla la reforma prevista, porque de lo contrario, si los márgenes son más justos, habría que acudir a una segunda vuelta. También llama la atención que el PSOE haya incluido esta propuesta en su programa electoral hace años, y ahora no la comparta", subrayó el alcalde de Valladolid.

 

 

 

Noticias relacionadas