La Junta simplifica 26 trámites de Familia que beneficiarán a unos 61.000 ciudadanos y ahorrarán 6 millones

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado el decreto y la orden que permitirán la simplificación de 26 trámites administrativos de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, un proceso que beneficiará cada año a unos 61.000 ciudadanos.

De esta forma, ha explicado el portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, más procedimientos administrativos podrán ser teletramitados, se disminuirá la documentación que deben presentar los ciudadanos o las empresas para iniciar su actividad, y se reducirán plazos en la resolución.

En concreto, con estas medidas se amplían las posibilidades de los ciudadanos de relacionarse con la Junta "las 24 horas al día y los 7 días a la semana", lo que ahorrará desplazamientos a las dependencias administrativas y horas dedicadas a presentar documentos y realizar trámites.

El portavoz ha precisado también que el decreto y la orden aprobados este jueves --serán publicados en el Boletín Oficial de Castilla y León del 12 de enero-- dan respuesta al Acuerdo de Junta por el que se aprobaron medidas para la reforma de la Administración de la Comunidad y al acuerdo por el que se aprobó el Plan de Apoyo a la Creación de Empresas, que nació como desarrollo de la Ley de Estímulo a la Creación de Empresas en Castilla y León.

REDUCCIÓN DE CARGAS Y TRABAS ADMINISTRATIVAS

De esta forma, 26 trámites administrativos podrán teletramitarse sin necesidad de tener que desplazarse a dependencias administrativas. Además, toda la documentación que debe acompañar a la solicitud podrá también presentarse de forma electrónica. La respuesta de la Administración autonómica, del mismo modo, será notificada de forma electrónica en esos trámites.

Esta medida afectará a procedimientos de dependencia, mayores, discapacidad, exclusión social, infancia, familia, drogas, mujer y juventud; es decir, permitirá prácticamente la teletramitación de todos los ámbitos relativos a la Consejería.

Por ejemplo, se podrá teletramitar el procedimiento administrativo para el reconocimiento del derecho a percibir la Renta Garantizada de Ciudadanía, del reconocimiento del grado de Discapacidad o de la situación de Dependencia, sin perjuicio de que, como hasta ahora, se requerirán posteriormente valoraciones técnicas.

Asimismo, se podrá realizar vía telemática el procedimiento de autorización de centros de atención a personas mayores, a personas con discapacidad, a menores con medidas de protección o a centros de asistencia a la mujer o a personas drogodependientes.

Junto a esto, el ciudadano podrá autorizar a la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades para que comparta datos con otras Administraciones Públicas; por ejemplo, el DNI, la titularidad de inmuebles, datos económicos, el cumplimiento de obligaciones tributarias, datos de la Seguridad Social, el grado de discapacidad, titulaciones académicas o inscripción en el registro de parejas de hecho.

También se elimina la obligación de presentar copias compulsadas en esos 26 procedimientos. "Esto reducirá considerablemente el número de documentos que deberá presentar cada solicitante", ha enumerado el portavoz.

Según ha defendido, también será "significativa" la reducción de cargas y trabas administrativas para iniciar una actividad económica. Además de beneficiarse de la teletramitación y de la reducción de documentación exigida, los interesados en abrir un centro, ya sea juvenil, de atención a personas mayores, de asistencia a la mujer, de atención a drogodependientes, de atención a menores, entre otros, verán reducido el plazo de resolución de su procedimiento.

De estas modificaciones se beneficiarán los ciudadanos, en la medida en que ganarán cercanía con la Administración, residan donde residan, y ahorrarán en desplazamientos y en los costes que genera presentar documentación.

"Los beneficios se extenderán también a la Administración, no sólo porque logrará acercarse al ciudadano sino porque mejorará su eficiencia", ha añadido. Así, la reducción de papeles permitirá imprimir racionalidad ecológica al quehacer diario de la Consejería, la notificación a los usuarios vía electrónica contribuirá a un ahorro de certificaciones postales y el desarrollo de la atención no presencial facilitará el uso más flexible de los recursos de todo tipo de la Administración.