La Junta sella 26 vertederos de Valladolid con una inversión de 9 millones de euros

El Gobierno regional ha completado las actuaciones previstas en la provincia con el total de la previsión económica invertida.

La Junta de Castilla y León está desarrollando un programa de sellado de vertederos que tiene previsto finalizar en 2015. El programa establece un total de 541 vertederos para sellar, con una inversión global de 136 millones de euros. Cabe recordar que estos vertederos están clausurados y se está procediendo a su sellado. Hasta este momento, se ha sellado el 90%, un total de 483, con una inversión de 113,3 millones de euros.

 

En Valladolid han sido 26 los vertederos sellados, con una inversión que supera los 9 millones de euros. De esta forma ha completado el total de las actuaciones previstas en la provincia.

 

El sellado de vertederos consiste en encapsular los residuos con una lámina impermeable que los envuelva como si estuvieran dentro de una ‘lenteja’ impermeable. Para ello, en primer lugar se desratiza toda la zona consiguiendo la eliminación de todos los roedores. Posteriormente, se retiran los residuos para poder ejecutar una capa impermeable de terreno de al menos un metro de arcilla. A continuación, se coloca una lámina de polietileno de alta densidad y sobre ella una capa de material drenante y una red de tuberías para recoger los lixiviados, una capa de regularización y, sobre esta, los residuos previamente retirados.

 

Posteriormente, sobre estos residuos, se coloca otra capa de regularización y otra capa drenante para evacuar los gases que se producen en la actividad biológica de la materia orgánica. Se finaliza con la colocación de una nueva lámina de polietileno de alta densidad que se suelda a la inferior, disponiendo sobre ella una capa de tierra de un metro de espesor en la que se plantan especies autóctonas.

 

Los lixiviados que se producen en la masa de residuos son conducidos mediante la red de tuberías drenantes antes descrita a un pozo impermeable al exterior del vertedero sellado. El lixiviado se recoge mediante una cisterna y se depura en una instalación adecuada.

 

Este programa de sellado de vertederos pretende devolver a nuestros pueblos y ciudades su valor paisajístico y favorecer la calidad del entorno.